De diésel, gasolina, eléctricos o híbridos, sean del tipo que sean, la llegada de los coches a nuestras vidas ha cambiado por completo nuestra forma de vivir. Ahora es inimaginable un día a día sin ellos, ya sea para ir al trabajo o viajar. 

La llegada de los vehículos a España fue progresiva, el primero llegó hace 122 años a Mallorca. Se matriculó a nombre de José Sureda Fuentes, el 31 de octubre de 1900; y se trataba de un coche de la marca Clement. Gracias al archivo de la Dirección General de Tráfico (DGT) es posible saber de quién era el primer coche, qué tipo, y cuándo llegaron los vehículos a cada provincia española por primera vez.

En Málaga, los coches tienen un espacio propio donde se hace un recorrido por los más míticos. En el Museo Automovilístico de Málaga se exponen desde los primeros coches de la llamada Belle Epoque -desde finales del siglo XIX hasta el comienzo de la I Guerra Mundial en 1914- hasta los más modernos como el Jaguar de los años 60.

La cultura del motor está arraigada en la capital, pero ¿cuándo llegó el primer coche a Málaga? y sobre todo, ¿quién era su dueño? 

Pues bien, el primer vehículo que llegó a Málaga fue un Oldsmobile y lo hizo el 10 de agosto de 1907. Este coche fue propiedad de Francisco Merino García, empresario pionero en el mercado automovilístico. 

Su afán e interés por los vehículos de motor lo llevaron a  convertirse en el primer representante de marcas importantes, inicialmente de los de Dion-Bouton. Además de atender las reparaciones de los Mitchell y de representar los neumáticos Michelín.

Automóvil de la marca Oldsmobile La Opinión

El precursor de los automóviles en Málaga era propietario de un taller mecánico y vendedor de bicicletas, un negocio que fundó en 1895. Un establecimiento estaba situado en pleno Centro de Málaga, concretamente en la calle Duquesa de Parcent, esquina a Somera. Talleres Merino - como se le llamaba al local en los años 50- se mantuvo abierto hasta los años ochenta, como taller de metales, luego se convirtió en un autogaraje y centro de reparación de vehículos.

En 1907 se matricularon 6 vehículos más. A partir de esa fecha el número se incrementa lentamente, en 1912 ya había 62 vehículos registrados. A pesar de que el dato fue incrementando, Málaga fue de las últimas provincias andaluzas a la que llegó un vehículo.

Cádiz, primera provincia andaluza a la que llegó el coche

La llegada del coche fue irregular en Andalucía. La primera provincia a la que llegó fue a Cádiz y lo hizo el 4 de febrero de 1901. De hecho, fue la cuarta ciudad española a la que llegó por primera vez. El coche se matriculó a nombre de Francisco de la Viesca Sierra y era un Darracq.

Le sigue Córdoba, en 1904 con la matriculación de un Dion Bouton,  cuyo propietario fue José Soriano Vázquez. Un año más tarde, el coche llegó a Sevilla de la mano de Vicente Turmo Romera y lo hizo con un Renault de la época. 

En 1906 se matriculó en Huelva un Chenard Walker, bajo el nombre de Miguel Vázquez García. Un año más tarde fue el turno de Málaga y cuatro meses más tarde llegó el coche a Granada, un vehículo de la marca Aries cuyo dueño fue Luis Bardón de la Serna.