La consejera de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda, Marifrán Carazo, insiste en esperar a que finalicen las pruebas de seguridad para ponerle plazos a la llegada del metro al centro de Málaga, y asegura que Alstom, la empresa encargada del sistema de señalización ferroviaria que garantizará dicha seguridad, "tampoco quiere dar una fecha definitiva".

"Hasta que no termine el primer ciclo de pruebas de seguridad, ni siquiera la empresa alumbra esa fecha, no quiere tampoco dar una fecha definitiva", ha indicado este miércoles Carazo en declaraciones a Cadena Ser Málaga, donde ha afirmado que "creo que es lo mejor".

La consejera prefiere "informar, como hemos hecho hasta el momento, conforme vayamos avanzando" en las obras del metro de Málaga, centradas ahora en el trazado desde la estación de El Perchel hasta la Alameda, que supondrán su llegada definitiva al centro de la capital malagueña.

Esta infraestructura estaba prevista que entrara en servicio el pasado mes de agosto, coincidiendo con la Feria de Málaga, según anunció la Junta. Sin embargo, los plazos se retrasaron a la espera de finalizar las pruebas para garantizar la seguridad del suburbano, que comenzaron el pasado mes de mayo y continúan realizándose. La Consejería de Fomento, a través de la Agencia de Obra Pública, ha prorrogado dos meses más el contrato de ejecución de las instalaciones y arquitectura de las estaciones.

Así, la consejera ha recalcado que "la obra civil está terminada" pero "seguimos en pruebas" en este tramo ferroviario urbano. "Yo sé que esto hay veces que no se entiende, sobre todo cuando estas pruebas se hacen dentro de un túnel y no se ven", ha reconocido, apuntando a que también deben realizarse "conjugándolo con la Línea 1 que está en servicio y no se puede parar".

Por ello, Carazo ha hecho un llamamiento a los ciudadanos para que "estén tranquilos" porque, como ha insistido, "la obra civil está terminada y lo que nos queda es rematar esas pruebas y garantizar la seguridad".