El Puerto de Málaga continúa siendo un referente para las grandes compañías de cruceros, entre ellas MSC. La compañía italiana vuelve a apostar por Málaga. El pasado julio ya eligió a la capital como puerto de embarque de su crucero Orchestra y ahora el puerto ha dado la bienvenida al MSC Meraviglia, el crucero más vanguardista de la naviera.

El MSC Meraviglia es el primer barco de nueva generación en ser introducido dentro de la flota de MSC Cruceros, equipado con tecnología de vanguardia, entretenimiento de primer nivel mundial, facilidades para familias y niños de todas las edades, e instalaciones de lujo y de bienestar para solventar cada necesidad. Este buque cuenta con 315 metros de eslora y 65 de alto, y con capacidad para 5.700 pasajeros. La de este jueves es la primera escala en la ciudad y la última que hará en el Mediterráneo, una escala en la que trae a 1.500 pasajeros, casi todos americanos, y alrededor de 1.600 tripulantes. 

Así es el MSC Meraviglia por dentro 

El crucero tiene 19 plantas, cada una nombrada como un monumento, entre ellas el Coliseo, Taj Mahal o el Gran Cañón. Además, no cuenta con planta 17 "ya que es el número de la mala suerte", indican. El corazón de este crucero es su imponente galería, que está coronada por una pantalla led de 96 metros de largo, que va cambiando cada hora, pasando de ser una vidriera a una galería de selfies de los propios pasajeros. 

Galería en la pantalla led Alex Zea

La confitería tiene un espacio especial en Meraviglia. Y es que la compañía se ha asociado con el chocolatero y pastelero jefe de Jean-Philippe Maury para ofrecer sus dulces a bordo del barco.  Aquí los huéspedes pueden crear productos de confitería o disfrutar de un taller de chocolate en una cocina abierta.

Confitería de la cadena del chocolatero y pastelero jefe de Jean-Philippe Maury Alex Zea

También se puede disfrutar de una heladería-crepería situada dentro del paseo interior del barco. Este buque cuenta también con una zona reservada para niños.

En cuanto a gastronomía, cuenta con una veintena de establecimientos temáticos: desde sushi a comida mexicana, pasando por el buffet propio del barco. 

El entretenimiento es otra de sus apuestas, ya que cuenta con teatros, karaokes, pistas de baile, y un Carousel Lounge; un espectáculo que combina acrobacias, baile y música en vivo.

Otro de sus atractivos es su ‘Aquapark’, un parque acuático a bordo, además de piscinas exteriores e interiores, su propio spa balinés y un gimnasio.  

Una de las piscinas de la naviera Alex Zea

Próximos destinos 

La escala en Málaga forma parte de su ruta de reposicionamiento desde Barcelona, donde ha pasado la temporada de invierno realizando itinerarios semanales por el Mediterráneo Occidental.

La ciudad malagueña es la última escala que hace en el Mediterráneo. Tras pasar por Barcelona, Marsella o Génova, ahora se dirige hacia América, concretamente al Puerto Cañaveral en Florida. Desde ahí comenzará su recorrido por el Caribe.