Los miembros del comité evaluador del Bureau International des Expositions (BIE) ha recorrido la ciudad en helicóptero, acompañado por miembros de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Málaga, incluyendo al concejal de Ordenación del Territorio, Raúl López y al gerente, José Cardador.

De esta manera, los expertos han podido ver a vista de pájaro cómo son los terrenos donde se desarrollaría la Exposición internacional de 2027 si Málaga resultase ganadora, ubicados en el distrito de Campanillas, en la zona del Amoníaco.

La delegación del BIE examina desde el aire los terrenos donde irá la Expo 2027 L. O.

Para facilitar a los miembros del Bureau la identificación del recinto principal y los pabellones, en la parcela -que tiene más de 800.000 metros cuadrados aunque la Expo ocupará 250.000- se han dibujado los anillos del edificio central así como todos los sectores en los que quedaría dividida la zona, ubicada en lo que se ha denominado como el "triángulo productivo" de la ciudad.

Asimismo, el vuelo ha recorrido el entorno del Parque Tecnológico de Málaga y el campus universitario de Teatinos, además de las principales infraestructuras de la ciudad y su área metropolitana, incluyendo zonas representativas de la capital como Gibralfaro o la Malagueta.

La delegación del BIE examina desde el aire los terrenos donde irá la Expo 2027 L. O.

Esta ha sido una de las últimas actividades que el Ayuntamiento de Málaga tenía preparadas para la visita del comité evaluador que se encargará de analizar la fortaleza de la candidatura española con respecto a las otras ciudades competidoras, Minnessota, Belgrado, Phuket y San Carlos de Bariloche.

Mañana, los miembros del Bureau junto al alcalde de Málaga ofrecerán una rueda de prensa que supondrá el primer contacto con los medios de comunicación después de una intensa semana de jornadas de trabajo y reuniones a puerta cerrada. Ayer, durante el Consejo Social de la ciudad, el presidente del Comité Ejecutivo de la Oficina Internacional de Exposiciones, Alain Berger, ya adelantó que el proyecto malagueño cuenta con una "unanimidad" total, así como el "espíritu constructivo" con el que identifica al BIE.