El local del emblemático Café Central de Málaga, que cerró sus puertas el pasado mes de enero tras más de un siglo de servicio, ya tiene nuevo inquilino, perteneciente también al segmento de la hostelería. Según ha podido saber este periódico, los propietarios del mismo ha cerrado un acuerdo de alquiler con la firma sueca Kopparberg para la instalación de un pub de estilo británico-irlandés bajo la denominación comercial de John Scott's. Esta firma recoge en su web que tiene varias tabernas de este tipo, una de ellas en el enclave marbellí de Puerto Banús. El resto de locales están en Suecia. Los pubs de John Scott son conocidos por sus cervezas y sidras, e incluyen también platos como hamburguesas, los Fish & Chips y las ensaladas.

Te puede interesar:

Según han explicado fuentes conocedoras de la operación, el cambio de titularidad de la licencia y de los permisos de apertura ya está ultimado, con lo que la nueva empresa inquilina tendría vía libre para poder operar. Eso sí, al parecer, Kopparberg plantea realizar una profunda reforma del local que llevará varios meses de trabajo, por lo que la reapertura del emblemático local situado en la plaza de la Constitución podría producirse a lo largo de la primera mitad del año 2023.

Los primeros vestigios que se tienen de la existencia del local datan de 1920 gracias a la publicidad de una revista turística de la época. Sin embargo, no fue hasta 1954 cuando el empresario Pepe Prado adquirió tres céntricos establecimientos de cafetería cercanos entre sí y los fusionó, permaneciendo únicamente el que estaba entre los tres.