El concejal socialista Mariano Ruiz advierte de que el Ayuntamiento de Málaga "ha adulterado el procedimiento administrativo" para ubicar una gasolinera low cost en el barrio de La Pelusa "con la oposición de más de 3.000 vecinos", ante los que "se ha saltado la Ley de Protección de Datos al ofrecer nombres y documentos de identidad" a la sociedad mercantil que pretende instalar la estación de hidrocarburos.

Para Ruiz "es intolerable" que el equipo de gobierno haya enviado a la empresa de la gasolinera low cost "copias de la recogida de firmas en contra de una gasolinera que no quieren los vecinos, como han dejado claro". Por ello, el grupo municipal socialista, junto a la asociación de vecinos Gálica-La Pelusa interpondrá "una denuncia ante la Agencia Española de Protección de Datos", según han informado desde el partido en un comunicado.

El socialista ha pedido al Ayuntamiento detener la aprobación del Plan Especial en calle Potosí para que el suministro de combustible llegue a esta parcela de unos 600 metros cuadrados, que se ubica cerca de centenares de viviendas, centros educativos, una residencia de mayores y una guardería.

En este sentido, ha alertado de la connivencia del Ayuntamiento con la empresa "en un claro ejercicio de compadreo con los promotores de la obra de la gasolinera en este barrio y en contra de la asociación de vecinos Gálica". Así, considera que "lo que va a permitir el Ayuntamiento de Málaga en este entorno es un atentado muy grave contra la salud de centenares de familias".

El concejal ha recordado que "tras conocer la intención de construir la gasolinera, low cost y sin empleados luego no creará empleo, se recogieron 3.000 firmas en apenas una semana y varias asociaciones de vecinos han presentado alegaciones contra la instalación de esta estación de suministro", que contendría hasta 70.000 litros de gasolina y diésel emitiendo sustancias perjudiciales para la salud.

Justo hace un año, los socialistas pidieron en comisión de pleno al Ayuntamiento la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) "para fijar una distancia mínima de 50 metros de parcelas residenciales y dotacionales para todas las gasolineras y puntos de suministro de carburantes. Todo esto se votó en contra por parte del PP. Queremos conocer los intereses espurios del equipo de gobierno al votar en contra de la calidad de vida de los malagueños", ha reprochado.

Mariano Ruiz ha evidenciado que en La Pelusa viven "más de 4.000 vecinos y vecinas que desde hace decenas de años reclaman mejoras en su entorno, como planes de accesibilidad o de rehabilitación integral que han sido objeto de múltiples promesas pero que han sido abandonados de una forma u otra".

De hecho, ha incidido en que la implantación de una gasolinera en la zona "es una auténtica barbaridad" y ha alertado sobre "los graves riesgos para la salud por convivir a diario con la emisión de gases contaminantes y otras sustancias tóxicas como el benceno".

Según la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, "las gasolineras registran elevados niveles en el aire de compuestos como el benceno que aumentan el riesgo de padecer cáncer, sobre todo para las viviendas situadas a menos de 100 metros. Tanto es así que, en nuestra ciudad y siguiendo los preceptos recogidos en nuestra ordenación urbanística, estos negocios han ido saliendo de los barrios para ubicarse en las afueras", ha explicado Ruiz.