Coincidiendo este viernes 7 de octubre con la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, los sindicatos Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO) en Málaga han anunciado a través de un comunicado la convocatoria de una concentración para "exigir la subida de los salarios" y con el objetivo de "presionar a las empresas para que se sienten a negociar". La movilización esta prevista para las 11.00 horas, frente a la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM).

Además, según los líderes de estos sindicatos, mayoritarios en la provincia malagueña, Fernando Cubillo, secretario general de CCOO, y Soledad Ruiz, secretaria ejecutiva de UGT, la concentración se sumará a otras que se llevarán a cabo en todo el territorio nacional y que seguirán con un "incremento de la movilización en los centros de trabajo en las semanas siguientes" y, como colofón, con una "gran manifestación" el próximo día 3 de noviembre en Madrid.

Según los responsables de CCOO y UGT de Málaga, el motivo fundamental para llevar a términos estos actos es "el bloqueo de la negociación salarial por parte de las empresas". Así, Cubillo ha señalado que "llevamos meses con el debate salarial encima de la mesa, en el cual, la parte sindical ha sido flexible, sin embargo, no ha sido el caso de las empresas, que no se han movido del punto de partida".

Además, el secretario general de CCOO de Málaga ha catalogado la postura de las patronales como de "tacaña" y "cicatera". "Las personas trabajadoras están perdiendo poder adquisitivo, no pueden acceder a la cesta de compra, por eso es muy importante que los convenios colectivos recojan cláusulas de revisión salarial", ha afirmado.

Los datos ofrecidos por los sindicatos aseguran que el salario medio en la provincia de Málaga se sitúa en 1.167 por catorce pagas, "y más de 75.088 personas no perciben ningún tipo de prestación". Por ello, "Málaga no puede permitirse la intensísima devaluación salarial que pretende la patronal", ha advertido Cubillo, quien ha recordado que "la inflación se sitúa por encima del 10%, un 10,5% interanual según el último dato de agosto, mientras que los salarios suben mucho menos".

Para finalizar, el líder sindical ha remarcado que "la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) es fundamental para la negociación colectiva, porque si éste se sube, crecen las categorías más bajas" y ha recordado que "el SMI está en 1.000 euros por 14 pagas, y que lo que se está pidiendo por parte de las organizaciones sindicales es una subida de 1.100 por 14 pagas".