La Policía Nacional ha arrestado en Málaga a 10 taxistas por su presunta responsabilidad en delitos de desórdenes públicos y daños vinculados con los incidentes ocurridos en la zona de pasajeros del aeropuerto de la capital durante la huelga que el sector celebró días atrás. Hay dos conductores de VTC como perjudicados.

Los detenidos, que resultaron ser profesionales del taxi, se encontraban en conflicto con la administración por su disconformidad ante la aprobación de un nuevo decreto que regula la actividad de vehículos VTC en Andalucía. En este contexto tuvieron lugar los incidentes objeto de investigación.

Según ha informado la Comisaría Provincial, uno de los incidentes ocurrió el 23 de septiembre en la zona de recogida de pasajeros. La versión policial señala que un grupo numeroso de taxistas presuntamente "acorraló a un conductor" de VTC con la intención de impedir su derecho a trabajar y realizar el servicio que en ese momento llevaba a cabo. "Durante el tumulto, uno de los investigados lanzó una patada a la víctima, que pudo amortiguarla interponiendo la maleta de un cliente entre su cuerpo y la pierna del agresor. Además, otra persona que participaba en los hechos se introdujo en el vehículo VTC, cogió el móvil del perjudicado y lo lanzó contra el suelo", han explicado.

Solo un día antes, un varón que vestía un chaleco de una asociación de taxistas obligó a parar la marcha a otro conductor de vehículo VTC y, a continuación, golpeó el parabrisas fracturando la luna. Los daños en el automóvil han sido valorados en 700 euros.

Finalmente, la investigación, llevada a cabo de manera conjunta por investigadores adscritos a la Brigada Provincial de Información y agentes de la Comisaría del Aeropuerto de Málaga, permitió identificar a los sospechosos y detener a diez personas por su presunta responsabilidad en los delitos de desórdenes públicos y daños.

De sendos hechos conoce la autoridad judicial.