Acuerdo contundente en el Ayuntamiento de Málaga ante la situación de los vecinos de El Perchel, después de que se conociera la operación inmobiliaria por la que medio centenar de inquilinos se verán obligados a abandonar sus casas.

Aunque la promotora Dazia Capital, la nueva propietaria, prometió “calma, cuidado y flexibilidad” así como un análisis caso por caso de la situación de los arrendatarios, lo cierto es que ya han enviado una primera demanda de desahucio, en concreto, al presidente de la plataforma El Perchel No se Vende, Enrique Gutiérrez.

Ante este anuncio de lanzamiento, el Pleno del Ayuntamiento de Málaga ha aprobado este miércoles por unanimidad instar a Dazia Capital que retire “todas las demandas de desahucio en curso que afecten a viviendas ubicadas en los callejones de El Perchel”. Además, se solicita una “solución negociada con los representantes vecinales que garantice una solución habitacional digna”.

Los grupos han llegado a este acuerdo a raíz de una moción presentada por Unidas Podemos, y que ha supuesto prácticamente el lleno total de la bancada del público con los vecinos de El Perchel. El texto ha recabado el apoyo del Partido Popular, Ciudadanos, PSOE, Unidas Podemos y el concejal no adscrito, Juan Cassá.

“Dazia Capital no está cumpliendo con lo que dijo en esta ciudad. Dijo sin plazos y negociación uno a uno”

“Dazia Capital no está cumpliendo con lo que dijo en esta ciudad. Dijo sin plazos y negociación uno a uno”, ha afirmado el concejal de Vivienda, Francisco Pomares. “Vamos a pedir que se retire esa demanda y se sienten con todos y cada uno de los vecinos, y si llegado el caso no se llegan a acuerdos, pueden seguir con las medidas judiciales, pero iniciar las medidas sin acabar las negociaciones creo que no es una buena estrategia de Dazia Capital si quiere seguir invirtiendo en Málaga”.

Asimismo, los grupos políticos apoyaron que el equipo de gobierno “tome parte de las negociaciones entre la empresa y los representantes vecinales, desempeñando un rol activo de intermediación”.

Por su parte, los vecinos han reprochado al equipo de gobierno sentirse “abandonados” y “engañados” durante los ochos meses que han transcurrido desde el pleno extraordinario que se celebró el pasado febrero.

“Si en lugar de promover una vía de acuerdo con los vecinos y la empresa, se mantiene la vía del desahucio, ningún vecino abandonará voluntariamente su vivienda. Y el Perchel no se vende”, ha defendido el presidente de la plataforma vecinal, Enrique Gutiérrez.