El Pleno del Ayuntamiento de Málaga ha guardado en la mañana de este miércoles un minuto de silencio por el asesinato machista de Débora Morais Dos Santos, de 39 años, que fue hallada en el polígono La Estrella, enterrada en hormigón, seis meses después de que se denunciara su desaparición.

Asimismo, todos los grupos políticos han apoyado una moción institucional en la que se condena este último caso de violencia de género confirmado en la provincia de Málaga, así como cualquier tipo de violencia contra la mujer. 

En el primer acuerdo, el consistorio manifiesta “un sentido y doloroso recuerdo a la memoria de Débora Morais Dos Santos y muestra su condena y repulsa al asesinato machista del que ha sido víctima. Igualmente condena todas las manifestaciones de este tipo de violencia y reitera la tolerancia cero con los maltratadores y asesinos”.

En segundo lugar, “reitera su compromiso de continuar trabajando intensamente y en coordinación con todas las instituciones en la prevención contra cualquier tipo de violencia machista y de desigualdad entre hombres y mujeres, con una política prioritaria y transversal que impregne todas las acciones desarrolladas a través de sus áreas”.

Débora fue asesinada por su marido, con quién tenía dos hijas en común y a quien había denunciado por malos tratos en 2012, aunque la denuncia no llegó a término. Cuando la mujer desapareció, aún convivía con su pareja aunque estaban en trámites de separación.

Al iniciarse la investigación, su marido, el homicida, declaró que la mujer se había marchado voluntariamente e incluso solicitó asesoramiento legal para denunciarla por abandono familiar. Finalmente, acabó confesando que asesinó a Débora estrangulándola el pasado 28 de marzo en el domicilio familiar. Después ocultó su cadáver en el interior de una nave industrial del polígono La Estrella, enterrada en hormigón y escondida bajo maquinaria pesada.