Dos mujeres, madre e hija, han sido detenidas en el barrio malagueño de Miraflores de los Ángeles por presuntamente vender drogas al menudeo en su domicilio. La investigación, llevada a cabo por la Policía Nacional con la colaboración de la Policía Local, ha revelado que distribuían cocaína, hachís, marihuana y MDMA y provocaban el constante trasiego de clientes que acudían a la vivienda para adquirir sus dosis, generando numerosas quejas ciudadanas. Una de las investigadas ha ingresado en prisión por orden de la autoridad judicial.

La investigación se inició en mayo tras recibir los agentes unas informaciones que apuntaban a un inmueble del barrio malagueño de Miraflores de los Ángeles en el que se estarían distribuyendo sustancias estupefacientes, una actividad que generó un clima de alarma social en el vecindario. Las gestiones de los investigadores de la Comisaría de Distrito Norte permitieron verificar que la vivienda en la que residía una madre y su hija funcionaba como despacho de drogas, valiéndose ambas de un tercero que les apoyaba con labores de vigilancia.

Papelinas con cocaína localizadas bajo las plantillas de unas zapatillas.

Durante las indagaciones, los policías tramitaron varias actas de aprehensión de sustancias entre clientes que salían del inmueble bajo sospecha, acreditándose así la actividad ilícita. El operativo concluyó con un registro en el domicilio, incautándose un trozo de hachís de 41,6 gramos, tres bellotas de hachís de 25,9 gramos, 0,3 gramos de MDMA, 20 papelinas de cocaína ocultas debajo de las plantillas de unas zapatillas deportivas, 40 pastillas opiáceas, 1.625 euros y diversos útiles para la preparación de las dosis.

Finalmente, se procedió a la detención de las dos investigadas que, una vez instruidas las diligencias, fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Málaga. Una de las investigadas ha ingresado en prisión.