El coordinador provincial de Izquierda Unida Málaga, Guzmán Ahumada, valora que “los Presupuestos General del Estado (PGE) presentados por el gobierno de coalición del que forma parte Unidas Podemos “suponen un claro aumento en la inversión social en favor de la población malagueña y un impulso al desarrollo en materia de infraestructuras y cambio de modelo productivo. Los presupuestos generales, a diferencia de lo que ocurría con los gobiernos del PP, cumplen con los compromisos adquiridos con Málaga”.

Ahumada destaca que “estos terceros presupuestos del gobierno de coalición son una demostración de que en un contexto de crisis hay dos maneras de afrontarla: como hacía el PP, con la tijera de la reducción de los servicios públicos y las prestaciones sociales, o como viene haciendo el gobierno del que forma parte Unidas Podemos, que aumenta la inversión social y pone en el centro de las cuentas públicas a la gente y a sus problemas”.

Ahumada resalta que “hay una aumento esencial de la inversión social, lo que va a beneficiar a una provincia como Málaga, con unos problemas estructurales que nos sitúan por encima de la media en pobreza, desempleo y otros indicadores socioeconómicos. A la vez que un incremento importantísimo en prestaciones por desempleo, dependencia, ingreso mínimo vital o igualdad”.

“La mejora en las pensiones recogida deja atrás el ridículo 0,25% del PP. Ahora se regularizan según el IPC, por lo que una persona pensionista de Málaga que cobre 1.000 euros, en lugar de los 2,5 euros que le subía la pensión con el PP, le subirá en 85 euros, un incremento importante. Y se avanza en justifica fiscal, los que más tienen pagarán más, para que todos tengamos servicios públicos, al contrario de lo que viene haciendo el PP de Moreno Bonilla en Andalucía, con regalos fiscales a las grandes fortunas y el debilitamiento de la sanidad y la educación”, informa el coordinador provincial de IU.

“En el capítulo de inversiones destacamos que, por tercer año consecutivo, se vuelve a cumplir con el estatuto de autonomía, algo que no ocurría con el PP, que acumulaba una deuda histórica con nuestra tierra. Se impulsa una obra en marcha como la conexión ferroviaria Algeciras-Bobadilla, esencial para el cambio de nuestro modelo productivo y para la movilidad sostenible. Y se le da un empujón a obras como los Baños del Carmen, el acceso norte al Aeropuerto o la Biblioteca Provincial. En definitiva, el Gobierno de España cumple con Málaga. Y desde IU seguiremos vía enmienda trabajando para lograr nuevas mejoras, como el tren litoral o el soterramiento de la conexión ferroviaria con el Puerto de Málaga, para favorecer su conectividad estratégica con el área logística de Antequera”, concluye Ahumada.