Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Memoria Democrática

Memoria histórica: La aprobación de la Ley aviva el debate sobre los nombres franquistas en el callejero de Málaga

PSOE y Unidas Podemos exigen al alcalde De la Torre que elimine del callejero de la ciudad nombres como Carlos Haya y García Morato - La coalición de izquierdas pide que se convoque de forma urgente la comisión municipal de Memoria Histórica

Placa de la avenida de Carlos Haya de Málaga. Arciniega

La Ley de Memoria Democrática terminó ayer su recorrido parlamentario tras recibir la aprobación definitiva en el Senado con 128 votos a favor, 113 en contra y 18 abstenciones.

La nueva norma se aprobó tras un tenso debate de cinco horas, reproches cruzados entre izquierda y derecha y cuatro enmiendas a la totalidad por parte del Partido Popular, Vox, Ciudadanos y UPN.

La realidad es que la Ley de Memoria Democrática es ya una realidad desde que el Gobierno aprobase el anteproyecto en 2020 y un par de días después ya ha avivado el debate sobre los nombres franquistas que persisten en el callejero de Málaga, como son la avenida de Carlos Haya o García Morato.

Tanto es así que Unidas Podemos ha vuelto a pedir al alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, que convoque "con carácter urgente" la comisión municipal de Memoria Histórica "por salud democrática" y para "abordar el cumplimiento de todas las obligaciones en materia de eliminación de nombres de calles y simbología franquista que todavía perduran en Málaga".

Ramos recuerda que la coalición registró hace un año esta petición y que todavía no ha recibido respuesta. "La Comisión se creó hace 14 años y esta misma semana se ha aprobado la nueva ley estatal de Memoria Democrática, por lo que nuestra ciudad necesita adecuarse a las nuevas disposiciones", ha añadido la concejala de Unidas Podemos, que ha criticado que solo se han retirado cuatro calles con nombres franquistas del callejero malagueño.

“Para más estupor en la rotonda de la Hospital Regional se han instalado unas letras conmemorativas de la zona donde se ha vuelto a poner el nombre de Carlos Haya, inmediatamente registramos escrito para su retirada, pero todavía no se ha efectuado, a pesar de que fue hace ya varios meses. Y todo ello, a pesar de que la retirada de simbología franquista se aprobó en la pasada legislatura y, en concreto, para que esta avenida se denominase Camino de Antequera, pero no se ha cumplido el acuerdo y sigue estando rotulada con el nombre de un asesino franquista”, ha concluido Ramos.

En el PSOE han exigido también al alcalde que se elimine del callejero de la ciudad "los nombres de motivos y militares franquistas, que participaron de un régimen sublevado que asesinó a miles de malagueños".

Los socialistas afirman que tras la aprobación de la Ley de Memoria Democrática en el Senado, “Paco de la Torre ya no puede decidir de manera discrecional qué nombre se pone a esta calle o a esta plaza, sino que debe respetar la ley y borrar de nuestro callejero nombres como Carlos Haya y García Morato, aviadores franquistas que formaron parte de un movimiento inconstitucional que asesinó y represalió a malagueños y les obligó a huir de su ciudad hacia Almería”, tal y como ha defendido la concejala responsable por el PSOE en la comisión de Memoria Histórica, Lorena Doña.

Maricarmen Sánchez, responsable de Memoria Democrática en el PSOE malagueño, reitera que “ahora, el Ayuntamiento está obligado a eliminar de nuestro callejero los nombres de calles franquistas, gracias a la aprobación de la nueva ley. Se acabó lo que la derecha considera memoria democrática cuando se trata de exaltación de la dictadura. Hasta ahora, el equipo de gobierno se ha escondido para proteger a Carlos Haya y García Morato, nombres militares franquistas que participaron del asesinato de miles de malagueños para defender a un gobierno golpista”.

Compartir el artículo

stats