Las compañías tecnológicas Tupl y Cordis han celebrado este martes la jornada "Supercharge your engineers with low-code & AI", que ha tenido lugar en el edificio "The Green Ray by PTA-UMA" que Málaga TechPark comparte con la Universidad. Durante el evento, ambas empresas han revelado su enfoque para el desarrollo y la operación de máquinas inteligentes, que se basa en una arquitectura de 'Single Source of Truth' (SSOT) que interconecta la automatización y la digitalización y un enfoque de "low code" que permite centrarse en la arquitectura y el diseño en lugar de la codificación.

La ‘Smart Factory’ es una red de máquinas, robots, vehículos de guiado automático (AGV), mecanismos de comunicación, y HoloLens u otros dispositivos de realidad aumentada (AR) para apoyar a los trabajadores. Utiliza tecnología de digitalización como la inteligencia artificial (AI) y el aprendizaje automático para analizar los datos, impulsar los procesos automáticos, y capturar los conocimientos de los expertos para mejorar el sistema.

"Uno de los principales retos a la hora de digitalizar máquinas y sistemas es integrar y enlazar los distintos subsistemas: es complejo, requiere mucho trabajo y es propenso a errores. Una vez en producción, también resulta muy difícil realizar actualizaciones manteniendo la compatibilidad de todos los subsistemas. Debido a las imprevisibles paradas e interrupciones de la producción, rara vez se realizan actualizaciones del software de control de maquinaria", ha explicado la tecnópolis malagueña. Tanto la plataforma Cordis SUITE como TuplOS responden a esta necesidad.

El CTO de Tupl, Pablo Tapia, se ha mostrado "muy ilusionado" con esta asociación, que impulsa transformación digital en los entornos industriales y que permite a las empresas clientes ser más productivas.

Por su parte, el CEO de Cordis SUITE, Benno Beuting, ha afirmado que hay visión compartida de las dos empresas sobre cómo cambiar la industria.

"Traer la fabricación de vuelta a Europa -más cerca de casa- es una estrategia de negocio cada vez más vital para muchas empresas. Para que esto sea posible se necesitan “Smart factories” impulsadas por una mayor automatización y digitalización, que aprendan sobre la marcha mejorando constantemente los sistema", ha explicado.