El guía malagueño Miguel Ángel Pérez y Antonio Alcázar, coordinador general de Vox en Málaga capital, han denunciado este miércoles un par de nuevos desprendimientos en la Alcazaba. Se trata de dos zonas de la línea exterior de murallas a escasos metros por encima de la pasarela y mirador turístico de calle Alcazabilla. Las dos zonas afectadas se encuentran separadas unos diez metros, explicó a este diario Miguel Ángel Pérez.

En rojo, la zona dañada.

En rojo, la zona dañada. L.O.

En la primera zona, la que más daños ha sufrido, se aprecia un buen número de cascotes y ladrillos desprendidos a la altura de la cintura y depositados al pie del lienzo. En la segunda zona, una de las torres del complejo defensivo, también con desprendimientos, el guía turístico precisó que había podido introducir el brazo dentro de la muralla, lo que evidenciaba su mal estado.

El guía turístico introduce el brazo en la base de la torre dañada. Archivo Miguel Ángel Pérez

"Pero es que la argamasa, en muchas esquinas está 'meteorizada', he estado cogiendo piedras y ladrillos que se caen de los muros, no están pegados, es un desastre absoluto, la base está hueca", señaló a La Opinión.

Miguel Ángel Pérez alertó además del peligro para los usuarios del mirador turístico: "Hay riesgo para las personas si se cae la torre", subrayó y se preguntó "cómo es posible que tengamos que ser los guías turísticos los que denunciemos esto".

Se da la circunstancia de que en febrero de este mismo año y como adelantó La Opinión, Miguel Ángel Pérez fue quien avisó de un anterior derrumbe en la base de una torre de la Alcazaba, en este caso en el cinturón interior de murallas que rodea los dos palacios de este Bien de Interés Cultural.

Además, el guía malagueño fue el primero en avisar del mal estado de la Cripta del Santuario de la Victoria y en 2020 envió un informe sobre el estado de la Alcazaba a la Consejería de Cultura de la Junta, acompañado de fotografías. En declaraciones a este periódico lamentaba entonces que el monumento «apenas ha tenido actuaciones de importancia en su restauración y reconstrucción» desde los años 60.

Respuesta del Ayuntamiento

El concejal de Urbanismo, Raúl López, señaló a este diario que no tenía constancia de estos derrumbes y que en cuanto el área de Cultura se lo comunique, "enviaremos a un técnico para los examine".

Arenisca de fondo marino

Como en 2021 explicaba para este diario la arqueóloga Fanny de Carranza, la anterior jefa de la Sección de Patrimonio Histórico-Artístico del Ayuntamiento, la Alcazaba de Málaga, una fortaleza que va camino de cumplir 1.300 años, se levantó sin cimientos sobre la roca del Monte Gibralfaro, de ahí que abunde una arenisca de tipo marino que con el tiempo se deshace y empiezan a aflorar conchas fósiles. Este problema «motivó que ya en los siglos XIIIy XIV la piedra comenzar a aponerse mal por la humedad y donde se rompía empezaran a meter ladrillo y piedra de canto rodado», explicaba la experta, poco antes de su jubilación.