La evolución y desarrollo en las actuaciones; la elaboración de los programas que regirán el funcionamiento del Parque Nacional de la Sierra de las Nieves tras su declaración como tal el pasado 1 de julio de 2021; factores como la inversión, el emprendimiento, las políticas de desarrollo local, social y económico, las infraestructuras y los equipos de gestión de este espacio natural, decimosexto parque nacional del país, tercero en Andalucía y primero en Málaga, fueron analizados por un amplio equipo de expertos en una nueva edición de los Desayunos de La Opinión de Málaga.

Acudieron a la llamada de nuestro periódico, José Antonio Víquez Ruiz, delegado territorial de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul de la Junta de Andalucía en Málaga; Rafael Angel Haro Ramos, director conservador del Parque Natural Sierra de las Nieves, José Damián Ruiz Sinoga, catedrático de Geografía Física de la Universidad malagueña, Buenaventura Pérez González, de la empresa Malagueña Forestal; Tomás Rueda Gaona, gerente de la Reserva de la Biosfera; Antonio Pérez Rueda, presidente de la Mancomunidad de Municipios Sierra de las Nieves, y Elena González Gil, de la empresa de Turismo Activo “Aventúrate”.

Durante el desayuno, la Sierra de las Nieves fue el epicentro de todas las ideas que los asistentes aportaron Alex Zea

Marco regulador

Han pasado ya casi 16 meses desde que el Senado declarara a la Sierra de las Nieves malagueña parque nacional, la máxima figura de protección ambiental en nuestro país. Un largo periodo en el que se ha seguido trabajando en la delegación de Sostenibilidad y Medio Ambiente en la elaboración de una base jurídica del parque que tiene que estar lista en el plazo máximo de dos años (primero de julio de 2023) desde la fecha de la declaración.

«Otra de las tareas que se están ejecutando es la redacción del Plan Rector de Uso y Gestión del parque (PRUG), que va a ser como la Constitución de este espacio natural. Es la base en la que se va a sustentar la gestión del parque», aseguró José Antonio Víquez, quien cifró en unos 12 millones de euros el presupuesto de la reserva natural para los próximos 4-5 años. Víquez también demandó una acotación de los plazos temporales para ser más efectivos en la gestión. «En el PRUG estamos en el momento en el que se están dimensionando las infraestructuras más inmediatas que son necesarias en los próximos años: la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) y las actuaciones en el Parque de forma muy incipiente y que se irán multiplicando a lo largo del tiempo», aseguró.

José Antonio Víquez Ruiz, delegado territorial de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul de la Junta de Andalucía en Málaga Alex Zea

«Ahora lo que toca es redactar ese plan rector y alcanzar un amplio consenso entre todos los actores implicados en asuntos que incluirán aspectos como las reservas naturales, la delimitación de espacios, las cuestiones de ocio para los visitantes, etc.», apunta Rafael Haro.

Y es que el reto en estos momentos es hacer un gran PRUG: « Habrá que echar muchas horas porque hay diferentes intereses y es difícil aunar la voluntad de todos. Para mí, remar todos en la misma dirección es clave. El PRUG tiene que ser fundamental, hay que batirse el cobre para involucrar al mayor número de agentes implicados. Ese es el reto a superar», señaló el profesor Ruiz Sinoga.

José Damián Ruiz Sinoga, catedrático de Geografía Física de la Universidad de Málaga Alex Zea

Para Elena González y Buenaventura Pérez, empresarios que trabajan en el recinto natural, se hace indispensable reclamar inversiones que reactiven la zona y den un valor añadido a las actividades que los emprendedores llevan a cabo. Elena González cree que «tenemos un gran hándicap, en la zona no hay muchas personas que se dediquen al emprendimiento, la presencia de la Costa del Sol tan cercana nos marca negativamente porque la gente prefiere trabajar 8 horas en la Costa que montar un negocio en la zona de donde procede. Se hace muy necesario incentivar a las personas que luchan por su territorio», afirmó.

Elena González Gil, de la empresa de Turismo Activo “Aventúrate” Alex Zea

Fiscalidad específica

El profesor Ruiz Sinoga fue más allá reclamando una fiscalidad específica para los habitantes de la Sierra de las Nieves que incentive económicamente y genere actividad: «el hombre forma parte del ecosistema, no solo los animales y las especies vegetales. Hay que hacer algo para que la gente revierta en sus pueblos». En esta misma línea de argumentación se instaló Tomás Rueda, quien cree «necesario» el conocimiento de todo lo natural pero también de la manera de vida de los habitantes de la zona. «Hay que vender Naturaleza y el elemento humano. Nadie se acuerda de que en los espacios naturales, sus habitantes sufren muchas penalidades viviendo allí, por eso se hace indispensable una fiscalidad específica a las empresas rurales y a los habitantes de la sierra».

Tomás Rueda Gaona, gerente de la Reserva de la Biosfera Alex Zea

Para Antonio Pérez Rueda, «el parque goza de un consenso muy grande en todo el territorio, cosa nunca vista antes. Pérez Rueda cree que ese valor tiene que seguir vigente: «Todos militábamos en el partido político que se llamaba Sierra de las Nieves y tiene que seguir siendo así». El representantes de la Mancomunidad de Municipios calificó de «frustrante» el paso de estos dieciséis meses en el que todavía no se habían materializado las infraestructuras básicas del Parque (sede administrativa, Centro de Visitantes, etc.) «Necesitamos una hoja de ruta en el territorio con sus proyectos y sus presupuestos para que el empresario y ciudadano vea lo que hay y provoque una sinergia con el territorio», indicó.

Antonio Pérez Rueda, presidente de la Mancomunidad de Municipios Sierra de las Nieves Alex Zea

«Una gestión forestal eficiente»

El delegado de Sostenibilidad dio algunas de las pautas que deben regir la futura gestión del parque: «Hay que hacer una mejor y más eficiente gestión forestal, aspecto este que no se debe confundir con limpiar el monte. La gestión del monte se debe encauzar como forma de vida y motor económico que utilice los recursos endógenos que tenemos».

Esos recursos endógenos, según Buenaventura Pérez, también se tienen que ver reforzados por el fomento del cooperativismo y la diversidad en la actividad económica de las empresas. «Hay mucho trabajo y se necesitan perspectivas de progreso y nichos laborales. De esta manera fomentamos un desarrollo local con sostenibilidad. Tenemos que ser capaces que atraer la gente de la playa al interior».

Buenaventura Pérez González, de la empresa Malagueña Forestal Alex Zea

Los expertos coincidieron en señalar la «exagerada burocratización de la Administración» y, en muchos casos, la falta de eficiencia de la misma, que ralentiza la puesta en funcionamiento de los aspectos más fundamentales del Parque Nacional y que mantiene algunos proyectos en fase de licitación, de cesión de terrenos o, por ejemplo, sin dotación económica de la RPT (Relación de Puestos de Trabajo).

Ejemplo palmario de este aspecto es el Plan de Sostenibilidad Turística, dotado ya económicamente con cuatro millones de euros pero que se encuentra a la espera de una partida presupuestaria en las próximas cuentas andaluzas.

 Con unos presupuestos andaluces, que en el mejor de los casos se aprobarán entre los meses de noviembre y diciembre, los plazos para la ejecución de los proyectos se alargan casi indefinidamente en el tiempo y este aspecto desactiva la propia iniciativa que surge de todos los sectores implicados en la zona natural malagueña.

Además, la zona de la Sierra de las Nieves debe mejorar una serie de aspectos «muy importantes», según la opinión unánime de los contertulios: su nudo de comunicaciones eliminando tres o cuatro puntos negros en carreteras que dificultan mucho el acceso a las localidades del Parque Natural; la instalación de nuevas tecnologías que generalicen y normalicen la cobertura de internet y mejorar la infraestructura hotelera de la comarca, escasa, con pocas plazas y muy diseminada.

Apoyo

El Parque Nacional, la mejor forma de apostar por la economía circular y la sostenibilidad.

En la ronda de conclusiones, José Antonio Víquez destacó que el Parque Nacional ha dado visibilidad a la Sierra de las Nieves, poniéndola en el lugar que se merece. «Es una oportunidad real, palpable, de conocer la Sierra de las Nieves y su forma de vida basada en la sostenibilidad».

Para Tomás Rueda, «lo que está por venir va a ser positivo para el territorio, que es de donde ha nacido este Parque Natural» e incidió también en apostar por una gestión sostenible del entorno natural: «Hay que seguir fomentando la colaboración interadministrativa e implantar un nuevo modelo de gestión sostenible». El profesor Ruiz Sinoga recalcó la idea del consenso, «es clave» y comentó que los recursos endógenos «marcarán la diferencia frente a otras zonas del entorno».

Rafael Haro se mostró «optimista» con todo lo que viene, confiando en que el PRUG se ajuste «a la propuesta de parque que fue reconocida por todo el mundo». Antonio Pérez Rueda deseó que los recursos económicos «se hicieran tangibles cuanto antes». Por su parte, Buenaventura Pérez y Elena González destacaron la importancia del parque en el impulso al territorio.

Rafael Angel Haro Ramos, director conservador del Parque Natural Sierra de las Nieves Alex Zea