El Decreto 2566/1972, de 18 de agosto, creó las universidades de Córdoba, Málaga y Cantabria. La de Málaga, indicaba la nueva norma «constará inicialmente de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, integrada en la actualidad en la Universidad de Granada, y de la Facultad de Medicina, de nueva creación». El decreto asignaba asimismo a cada nueva universidad una Comisión Gestora «que se encargará de las funciones docentes y administrativas».

La Universidad de Málaga, Premio honorífico 2022 de La Opinión de Málaga, cumple medio siglo de actividad y lo hace en este 2022 con dos campus, Teatinos y El Ejido, que cuentan con una extensión de 1.998.587 metros cuadrados y 53 edificios. La UMA está compuesta hoy por 18 centros (13 facultades, 4 escuelas y la Escuela de Doctorado) y 71 departamentos. Esta estructura, a la que se añaden dos centros adscritos en Antequera y Ronda, ofrece 60 grados (5 de ellos interuniversitarios), 9 dobles grados, 67 másteres (12 interuniversitarios y 1 Erasmus Mundus), 7 dobles másteres, 22 programas de doctorado y más de 200 programas de enseñanzas propias, dispuestas en siete modalidades.

Al finalizar el curso 21-22 prestaban sus servicios como personal docente e investigador 2.478 personas (2.070 eran doctoras y 1.248, funcionarias) y 1.531 como personal de administración y servicios (de ellas, 731 funcionarias). Asimismo, la Universidad de Málaga cuenta con 558 integrantes del personal de investigación: 21 contratados Juan de la Cierva y Ramón y Cajal, 15 en formación, 122 de formación en prácticas y 400 técnicos de apoyo a la investigación.

Desde la fecha de su fundación, la Universidad de Málaga ha tenido 176.685 egresados (en diplomaturas, licenciaturas, grados y másteres) y 5.668 doctorados, lo que hace un total 182.353 títulos expedidos.

El 50 aniversario de la UMA es una magnífica oportunidad para reconocer la trayectoria y función de una universidad pública comprometida con su entorno, y que se adapta a las necesidades y cambios de la sociedad.

«Nos ha hecho mejores: sin ella no habríamos alcanzado tantas metas. El camino hacia la igualdad, el empleo, el progreso y la excelencia es apostar por la educación», esta reflexión fue compartida por el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, en una publicación en su cuenta oficial de redes sociales.

«Celebrar un aniversario supone compartir. Quisiéramos compartir con la historia de un éxito de la sociedad malagueña: la historia de la Universidad de Málaga. Los 50 años de una institución que pertenece a toda la ciudadanía y que es el fruto del trabajo continuo y riguroso de tres generaciones de docentes y de personal de administración y servicios», expresó recientemente el rector de la UMA, José Ángel Narváez, quien añadió que «día a día nos esforzamos por cumplir con las ilusiones de la sociedad malagueña, a la que agradecemos el apoyo recibido». Hoy, 50 años más tarde renovamos el compromiso por un futuro mejor basado en el conocimiento».