¿Qué supone para Marenostrum Fuengirola recibir el Premio que le otorga La Opinión de Málaga?

Es el reconocimiento a un proyecto que, en siete años de trayectoria, ha conseguido proyectar de forma espectacular la marca Fuengirola a todo el mundo y hacerlo mediante algo tan hermoso y universal como es la música. Recibir un premio así por parte de La Opinión, que ha demostrado siempre una gran sensibilidad por la cultura, nos estimula para seguir trabajando y continuar manteniendo nuestra posición de liderazgo en el panorama europeo de eventos musicales al aire libre.

¿Cómo surgió la idea de celebrar esta serie de conciertos en un marco tan espectacular como el Castillo de Sohail?

Fuengirola es un destino turístico consolidado y deseado por todos para vivir. Un lugar perfecto para disfrutar de las vacaciones y pasarlo bien. Quien viene a visitarnos espera experiencias inolvidables en torno a nuestras magníficas playas y lugares de ocio. Ciertamente, la loma del Castillo Sohail es uno de nuestros mejores emplazamientos, y de esa necesidad de seguir ofreciendo más alicientes para hacer de Fuengirola un destino aún más atractivo, nació la idea de albergar allí grandes conciertos con los mejores artistas del panorama internacional. El tiempo ha demostrado que aquella apuesta ha sido más que acertada.

Marenostrum se ha consolidado como un evento cultural de referencia no solo en Andalucía sino en toda España y Europa.

Sin duda. Marenostrum Fuengirola ha catapultado a nuestra ciudad como la capital europea de los eventos al aire libre. Y es así. Durante espectáculos, como el Away From Home Festival de Louis Tomlinson, pudimos ver a familias enteras que venían de más de 40 países, no solo de Europa, sino de Latinoamérica, que pasaron varios días en Fuengirola y los alrededores consumiendo en los negocios locales y conociendo nuestros encantos. De hecho, la ocupación hotelera superó ampliamente el 90% en los días previos a este espectáculo, o en el de Alejandro Sanz y Marc Anthony, entre otros. Verdaderamente, Fuengirola se empapa de un ambiente magnífico del que toda la ciudad se beneficia cuando Marenostrum está celebrándose. Es cierto que supone un esfuerzo enorme organizar cada edición, pero cada vez es más fácil traer a los grandes protagonistas del mundo de la música porque Marenostrum Fuengirola es más conocido y porque actuar en nuestro recinto es sinónimo de éxito y de una experiencia inigualable, tanto para el público como para los propios artistas.

¿Se puede cuantificar el impacto económico y social que tiene Marenostrum en Fuengirola y en la Costa del Sol?

No tenemos cifras definitivas aún, pero las primeras estimaciones indican que el impacto económico de la última edición ha rondado los 30 millones de euros. Unas 200.000 personas han pasado por el recinto en los 40 espectáculos que hemos celebrado y más de 600 personas han trabajado, de forma directa, para nuestro ciclo de conciertos.

¿Se puede decir que este ciclo de conciertos ha contribuido a la recuperación del sector turístico en Fuengirola?

No tengo ninguna duda de ello. Ha sido un verano extraordinario para Fuengirola, atendiendo a las cifras de ocupación hotelera que he mencionado antes, las de los establecimientos de hostelería, el comercio, la presencia de usuarios en las playas. En este sentido, está claro que Marenostrum Fuengirola ha sido uno de nuestros principales reclamos para atraer la atención de visitantes y que ha contribuido de forma indiscutible, no solo a recuperarnos, sino a afianzarnos como un destino de moda en todo el mundo.