La clasificación en el subgrupo A2 de enfermeros, enfermeras y fisioterapeutas limita su acceso a puestos de dirección e investigación. El Sindicato de Enfermería SATSE advierte de las injustas discriminaciones que sufren estos profesionales respecto a otros sanitarios, que pertenecen al subgrupo A1. Esta división, denuncian, "coarta y limita" el desarrollo profesional de estos trabajadores.

La vigente diferenciación en subgrupos A1 y A2 del Grupo A divide a estos profesionales en función del título universitario. Así, enfermeros y fisioterapeutas no pertenecen al primer subgrupo por el hecho de que su titulación fuese antiguamente una licenciatura. En la práctica, dado que a raíz de la implantación del Espacio Europeo de Educación Superior, en España se extinguieron los planes de estudios de Licenciatura y Diplomatura, estos profesionales sanitarios obtienen ya el título de Grado, al igual que otros colectivos sanitarios y de otros ámbitos profesionales.

Es por ello que SATSE exige que se modifique el artículo 76 del Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) "para eliminar la vigente división y que todos los titulados universitarios pertenezcan al Grupo A sin subgrupos, algo que debería haber sucedido hace más de 15 años".

La actual situación, advierte la organización sindical, perjudica gravemente el desarrollo de la profesión de estos trabajadores sanitarios. Seguir en el subgrupo A2 conlleva para los enfermeros y fisioterapeutas "una clara discriminación en aspectos como el acceso a puestos relacionados con la gestión y dirección de alto nivel; a grupos de investigación o docencia; puestos de gerencia en centros sanitarios o el acceso a capacitaciones específicas de nuestro sector".

Estos puestos, denuncian, están reservados o adjudicados a otros colectivos profesionales pertenecientes al subgrupo A1. “Demandamos dignidad y respeto profesional al conjunto de administraciones públicas y que su reconocimiento a nuestra labor asistencial y de cuidados en los centros sanitarios y sociosanitarios no se quede en meras palabras y declaraciones de intenciones que no se cumplen”, apuntan desde la organización sindical.

Campaña de sensibilización

"Esta lamentable realidad es aún desconocida por la sociedad e, incluso, por una parte de los profesionales de ambos colectivos, por lo que estamos haciendo un esfuerzo informativo y de sensibilización para que las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas tengan la clasificación profesional que les corresponde y no continúen en el subgrupo A2, que coarta y limita su desarrollo profesional”, indica SATSE.

Para ello, el sindicato ha iniciado la distribución de 300.000 carteles y dípticos informativos en los centros sanitarios y sociosanitarios de las distintas comunidades autónomas para informar a los profesionales, pacientes y ciudadanía sobre la urgente necesidad de que estos profesionales sean incluidos en el Grupo A de clasificación profesional, sin subgrupos.

La distribución de este material informativo -210.000 dípticos y 90.000 carteles- forma parte de la nueva estrategia de actuación que ha iniciado recientemente el sindicato para acabar con "la injusta discriminación que sufren las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas con respecto a otros profesionales sanitarios y trabajadores de otros ámbitos".

La nueva estrategia de actuación de SATSE conlleva, además de la distribución de material informativo, propiciar reuniones y encuentros con responsables de administraciones y partidos políticos, la celebración de jornadas profesionales de información y sensibilización en los centros sanitarios, así como distintas acciones de comunicación offline y online.