El mes de octubre de 2022 ha dejado un ligero descenso del número de parados en Málaga, el primero para este mes que se recuerda en la provincia en toda la serie histórica reciente (la actual estadística arranca en 2005) ya que, habitualmente, el desempleo siempre sube en esta época del año debido a la salida de trabajadores del sector turístico. Según los datos publicados este jueves por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, octubre ha registrado una bajada de 541 parados, lo que deja la cifra total de desempleados en 138.034 personas. El Gobierno ha achacado los buenos datos de octubre (el paro en España ha bajado en 27.027 personas) a los efectos de la reforma laboral, que ha reducido la temporalidad de los contratos e impulsado la estabilidad, aunque muchas de las incorporaciones de estos últimos meses hayan sido de trabajadores fijos-discontinuos sobre los que está pendiente comprobar su evolución en el mercado de trabajo. 

El volumen de parados en Málaga es además el más reducido para este mes desde el año 2008, cuando se registraban 125.570 desempleados.

El descenso del paro en octubre, en relación a los diferentes sectores económicos, se repartió entre las caídas del sector servicios, con 340 desempleados menos, seguido de la construcción (-275), la agricultura (-167) y la industria (-26).Sí hubo un incremento del colectivo de personas sin empleo anterior (267), donde se incluyen, entre otros, a los jóvenes que se incorporan al mercado laboral.  

Caída del empleo

En cuanto al empleo, la Seguridad Social refleja un retroceso de 1.842 afiliados en Málaga a lo largo de octubre para un total de 678.103 cotizantes. Málaga tiene ahora mismo 31.975 empleos más que hace un año, según las cifras del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, siendo las cifras más altas para ese mes de toda la serie histórica. 

Málaga es la quinta provincia que ha creado más trabajo de España tras Madrid (144.532), Barcelona (94.334), Baleares (43.091) y Valencia (35.144). 

Por otro lado, la reforma laboral sigue provocando un gran aumento de contratos indefinidos firmados en Málaga. De las 57.082 altas suscritas en octubre, un total de 26.380 han sido fijas, o sea, un 46,2% del total, en línea con meses anteriores. En lo que va de año se han firmado en la provincia 602.047 contratos, de los que casi el 40% han sido fijos (aunque dentro de este volumen se incluyen los fijos-discontinuos y también contratos a tiempo parcial).

De cualquier forma, el volumen de contratos indefinidos generados con la reforma laboral en este 2022 continúa representando un gran avance respecto a lo que ocurría en años anteriores, donde lo habitual es que la firma de indefinidos se moviera en torno al 8% del total. 

En cuanto a cobertura por desempleo, el 47% de los desempleados de la provincia no perciben ningún tipo de prestación por desempleo, según el sindicato UGT.

El secretario general de CCOO de Málaga, Fernando Cubillo, se ha mostrado satisfecho con los datos y ha afirmado que los actuales vientos de recesión "no están haciendo mella, de momento, en la economía de la provincia". Cubillo ha celebrado el incremento de contratación indefinida que ha propiciado la reforma laboral pero ha demandado a los empresarios incrementos salariales que compensen a los trabajadores de lo que calificado como "inflación-burbuja"

"La patronal está registrando beneficios por encima del índice de la inflación, por tal motivo es necesario que haya un aumento de salarios acorde al encarecimiento de la vida. Hay muchas personas que lo están pasando verdaderamente mal, y las empresas y las administraciones públicas no deben olvidarse de ellas", ha explicado Cubillo.

La secretaria de Empleo de UGT en Málaga, Leonor Gálvez, ha afirmado que esta bajada del paro es un mes "complicado" trae "un soplo de aire fresco". "Los próximos meses serán muy importantes en la evolución de los datos del paro y en la consecución de un objetivo prioritario: conseguir que los trabajadores recuperen el poder adquisitivo que han perdido en los últimos años, y que ya se hace insostenible", ha apuntado. 

Tanto CCOO como UGT y CCOO protagonizan este jueves una manifestación en Madrid para reclamar un aumento generalizado de los salarios, tanto del SMI como de los salarios de convenio, y el establecimiento de cláusulas de revisión salarial que protejan el poder adquisitivo de la clase trabajadora.