Situada en Sotogrande, y con detalles como un madroño en mitad del salón y una terraza atravesada por pinos que vuela sobre el bosque, pretende hacer sentir a sus propietarios estar viviendo inmersos en la naturaleza. Así es la villa de lujo ''Villa Calle Grazalema'' por la cual sus creadores, el estudio de arquitectura Flow81, han recibido una mención en los Premios Andalucía de Arquitectura que la Junta de Andalucía entregó la semana pasada en Sevilla.

En el estudio Flow81, diseñan viviendas acordes al entorno natural de la parcela en que se ubican. En palabras del CEO, Ignacio Merino, “En Flow81 apostamos por reconectar nuestro espacio de vida con el entorno en que se emplaza; reconciliarnos con el modo en que los sapiens hemos habitado durante la mayor parte de nuestra historia como especie apelando a lo más profundo de nuestra memoria genética”. Además, la parcela no cuenta con vallas, permitiendo así el paso de los animales salvajes.

Presupuesto

El presupuesto para construir la vivienda ha sido de más de dos millones de euros, y responde a un cambio en los intereses de los propietarios, principalmente extranjeros, que vienen a la Costa del Sol: “hemos pasado de un perfil de cliente mayor, en busca de un lujo trasnochado y ostentoso, a un cliente más joven, de entre 35 y 45 años, que tiene una conciencia ecológica clara y exige buen diseño, pero un diseño más discreto, con materiales puros y acabados desnudos que suponga un menor impacto visual y medioambiental”, afirma Ignacio Merino.