La provincia de Málaga vivió ayer su primer fin de semana de noviembre con un tiempo que continuó con temperaturas más propias de la estación veraniega. El calor se resiste a irse y el litoral vivió una jornada de playa y chiringuitos a plena actividad, mientras que en el interior hubo puntos que se acercaron a los 30 grados.

De hecho, la localidad de Álora se coló en el listado de lugares de España donde se vivieron ayer temperaturas más altas, y lideró el ranking andaluz, con 27,5 grados, que se registraron poco antes de las dos de la tarde. Mientras, en Alpandeire se alcanzaron los 25,7 grados.

Calor y altas temperaturas en el primer fin de semana de noviembre Gregorio Marrero

Temperaturas suaves

En otros puntos del interior y la costa se alcanzaron los 25 grados, como en Coín o en Málaga, que contabilizó hasta 25,4 grados en el medidor del centro meteorológico.

Más suaves fueron las temperaturas en el resto de la provincia, aunque superaron los 20 grados en todo caso. En Estepona se llegó a 24 grados, mientras que en Antequera se superaron los 23 grados y en Fuengirola, los 22.

Para hoy domingo, las temperaturas seguirán por encima de los 20 grados, pudiendo alcanzar los 25 en Vélez-Málaga, los 24 en Málaga, Marbella y Ronda y los 23 en Antequera. Las mínimas estarán entre 10 y 17 grados.