Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Sanidad

La demora en las citas de Atención Primaria contribuye a la saturación de Urgencias

Los sindicatos denuncian que esta situación es fruto de la falta de profesionales y exigen a la Administración una mayor inversión y un Pacto por la Primaria -El delegado de Salud, Carlos Bautista, confiesa la necesidad de contar con más profesionales en los centros de salud y asegura que "los estamos contratando pero tenemos una gran dificultad a la hora de encontrar porque no hay suficientes médicos de Atención Primaria"

Los sindicatos denuncian que la demora en Atención Primaria deriva pacientes a Urgencias ÁLEX ZEA

Una de cada tres urgencias del Hospital Regional podrían resolverse en Atención Primaria. En el Clínico, 7 de cada 10 podrían solucionarse sin necesidad de acudir a un centro hospitalario. Esta tendencia contribuye a la saturación de las Urgencias malagueñas, por lo que sus profesionales abogan por conciencia y formar a la población para que conozcan a dónde deben asistir según cuál sea su patología. Mientras, los principales sindicatos de la provincia denuncian que es la demora en las citas de Atención Primaria uno de los principales factores que llevan al paciente a acudir, finalmente, a las urgencias hospitalarias para ser atendido.

«Si no hubiera tres semanas de espera para pedir cita en Atención Primaria no iría a Urgencias», señalaba un usuario en Twitter. «El problema es el abandono total de la Atención Primaria», esgrimía otro. Muchos malagueños aseguran que siguen encontrando sendas dificultades a la hora de solicitar una cita en su centro de salud. El debate que se originaba en redes sociales a raíz de conocer los datos que trasladan las Urgencias de los dos hospitales de referencia en Málaga es secundado por las organizaciones sindicales.

Críticas de los sindicatos

Desde UGT denuncian que para conseguir una cita médica «en muchos centros de salud hay colas desde antes de las ocho de la mañana, porque antes de las nueve ya no quedan citas disponibles, y los profesionales tienen que decirle a los pacientes que vayan el próximo día a primera hora de manera presencial, puesto que a través de la APP tampoco hay citas libres para ninguna fecha».

La secretaria de Salud, Dependencia y Servicios Sociosanitarios de UGT, Carmen Gaona, corrobora que «cada vez que te metes a pedir una cita en Atención Primaria acabas desistiendo porque no hay disponibilidad. Hay gente que termina yendo a Urgencias y colapsa este servicio». El tiempo medio de espera en las urgencias hospitalarias, señala, es de cuatro horas, «pero es que si en los centros de salud no los ven, a la gente le compensa».

José Antonio Becerra, vicepresidente del Sindicato Médico de Málaga (SMM) y delegado del área de Atención Primaria, explica que esta demora no es igual en todos los centros de salud y varía en función de los profesionales con los que se cuente: «Si en ese centro hay médicos de baja, con una reducción de jornada o de vacaciones, eso va a generar más demora. Porque, como no hay médicos para contratar, las citas se tienen que repartir entre los profesionales que están en activo».

Las carencias endémicas de la Atención Primaria siguen afectando de manera directa al conjunto de la sanidad pública. Si bien los centros de salud cuentan con urgencias extrahospitalarias y consultas no demorables, y los ciudadanos deben saber que existe este servicio y hacer un uso responsable de los recursos, estas también estarían sufriendo esta escasez de plantilla. «Esto lleva siendo así desde hace mucho tiempo. Está habiendo problemas también en las Urgencias de Atención Primaria, hay mucha masificación y esto es debido a que no hay médicos suficientes. Este es el problema más gordo de la Atención Primaria», denuncia Gaona.

Esta falta de profesionales acaba por convertirse en un problema de salud público: «Hay muchas patologías que si se cogieran a tiempo en Atención Primaria no llegarían a hospitalizarse o tener que acudir a los hospitales a que se las solucionen. La Atención Primaria es primordial», defiende la secretaria de Salud de UGT.

Pacto por la Primaria

«Deberían haberlo hecho hace 10 años. Hay que invertir donde hay que invertir y aumentar las plantillas. Cómo no va a haber colapso si aumentan las asistencias pero las plantillas están hasta disminuidas», se pregunta José Antonio Becerra.

Del mismo modo, Carmen Gaona sostiene que «la Atención Primaria es la puerta de entrada a la sanidad. Desde los sindicatos hace ya tiempo que se solicitó un Pacto para la Atención Primaria y no acaban de dar un paso importante. La Administración tiene que reunirse con nosotros, presentar un proyecto y ver entre todos de qué forma se pueden solucionar tanto los problemas de los profesionales como de la ciudadanía».

A finales de octubre, la Junta de Andalucía dio a conocer los presupuestos andaluces para el próximo 2023. La partida de sanidad ascenderá a 13.800 millones de euros, de los que un 30% irán destinados a Atención Primaria. En este sentido, el vicepresidente del SMM explica que en ese porcentaje irán incluidos vacunas y demás medicamentos, obras y mantenimiento de los centros de salud... «Hay que destinar una parte de ese porcentaje a aumentar las plantillas y pagar adecuadamente para que se pueda atender con más tiempo a los usuarios».

El delegado de Salud en Málaga, Carlos Bautista, coincide en que hay que dotar a los profesionales de buenas herramientas. «La masificación viene desde hace muchos años y eso no va a cambiar de un día para otro. Necesitamos más profesionales en los centros de salud y los estamos contratando pero tenemos una gran dificultad a la hora de encontrar porque no hay suficientes médicos de Atención Primaria. Estamos en una situación de hacer una gestión muy buena con unos recursos limitados».

Así, Bautista traslada que «estamos intentamos hacer ver al Ministerio de Sanidad y al de Educación que necesitamos una estrategia extraordinaria para esta situación tan grave, porque además dentro de ocho o nueve años se nos jubilan la mitad de los médicos de familia. Necesitamos prepararnos para esa situación y anticiparnos».

Por su parte, el delegado de Salud se dirige directamente a la población e insiste en que «la Administración debe llevar a cabo un trabajo de concienciación para educar a los ciudadanos en el deber de utilizar correctamente los recursos sanitarios y no de forma masiva. Porque esto genera una cantidad de sobreesfuerzo a los profesionales de las urgencias tremendo».

Compartir el artículo

stats