La coordinadora local de Izquierda Unida Málaga y concejala en el Ayuntamiento de la capital malagueña, Remedios Ramos, ha propuesto un plan para "plantar 100.000 árboles en la ciudad durante los próximos cuatro años para aumentar la masa arbórea de la ciudad: 60.000 irían a zonas forestales y repoblación y 40.000 al arbolado urbano y bosques urbanos".

Ramos ha explicado en un comunicado que "una prioridad absoluta es crear grandes masas arbóreas urbanas con el bosque urbano en los terrenos de Repsol, el Guadalmedina y del cinturón verde desde Arraijanal a La Araña, repoblando totalmente Gibralfaro y las riberas del cauce alto de nuestro río con vegetación de ribera y especies autóctonas, preferentemente en bienes patrimoniales y de dominio público de titularidad municipal".

Ha apuntado que "la Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que se necesita, al menos, un árbol por cada tres habitantes para que el aire que se respira en las ciudades sea de calidad. Sin embargo, Málaga se encuentra a la cola de árboles totales y número de ejemplares por habitante y es ampliamente superada por otras ciudades similares como Sevilla o Valencia".

En concreto, Málaga tiene unos 90.000 árboles totales según el Observatorio del Medioambiente Urbano (OMAU) del Ayuntamiento de Málaga "y debería de tener 232.000 para llegar a la cantidad mínima recomendada por la OMS". "Por tanto, tenemos un déficit de 142.000 árboles para cumplir con las recomendaciones. Demasiado hormigón y demasiados rascacielos en nuestra ciudad", ha apuntado.

"Nuestro objetivo será plantar 100.000 árboles para convertir a Málaga en una verdadera ciudad habitable, ecológica, verde y sostenible. También contemplaremos la limpieza y uso público de los terrenos baldíos propiedad del municipio, dando prioridad al bosque urbano en los terrenos de Repsol, la ribera del Guadalmedina y el Cinturón Verde", ha detallado Ramos.

La coordinadora de la coalición de izquierda ha asegurado que "Málaga necesita incrementar con urgencia el número de árboles para alcanzar e, incluso, superar el número de árboles por habitante recomendado por la OMS". "Y tienen que plantarse árboles tanto en los sectores forestales de la periferia de la ciudad, para avanzar hacia la consecución del cinturón verde, como en los terrenos urbanos baldíos, en los parques y en los jardines", ha concluido.