Subir al bus con un billete ordinario en Málaga es más caro que la media española. Un billete de un viaje cuesta 1,40 euros, 16 céntimos más que la media nacional y solo diez céntimos menos que Madrid

El billete univiaje o sencillo cuesta de media 1,24 euros; un 0,9% más que el año anterior. Miguel Ruiz, gerente de la Empresa Malagueña de Transportes (EMT), explica que este precio se debe a que  "las ciudades grandes estamos todas en valores del billete ordinario de 1,40 o más. Es lógico, porque las longitudes de línea son grandes, hay 25 kilómetros. Mientras  que en ciudades pequeñas, el billete es más barato, porque ofrecen servicios muy reducidos, distancia pequeñas", asegura. 

Y añade que "comparar el billete de Málaga con la media nacional no es una buena práctica", ya que "hay que ver qué se ofrece por el pago de ese billete".

"El precio también incluye la calidad de movilidad, es decir que también hay más líneas en Málaga que en Cáceres por ejemplo. Es una red completa con frecuencia, longitud, entre otros", recalca.

Esta es una de las conclusiones de la comparativa anual de tarifas de autobús urbano realizada por FACUA-Consumidores en Acción en 57 ciudades españolas.

Bonificaciones y descuento del Gobierno

Para contrarrestar este precio, la red de transporte público cuenta con diversas bonificaciones. Descuentos para familias numerosas o monoparentales, pensionistas, jóvenes o algún tipo de bono social para personas en dificultades económicas.

Una tarjeta que permite viajes ilimitados en un periodo de tiempo de un mes y donde se están aplicando descuentos a través de tarjetas mensuales. En la capital la tarifa mensual es de 39,95 euros sin el descuento, aplicando esta rebaja el coste mensual es de 25,95 euros. 

Por lo que subir a un autobús malagueño cuesta un 35% menos si es con el bono transporte: 0,84 céntimos cada viaje. 

Como medida excepcional para fomentar el uso del transporte público, el Gobierno de España financia una reducción de un 30 % en el precio de todos los abonos y títulos multiviaje en los servicios de transporte público colectivo terrestre de competencia autonómica o local, vendidos entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre de 2022. Los gobiernos regionales y locales tienen además la posibilidad de ampliar este descuento hasta el 50% con sus propias aportaciones económicas.

Por provincias 

Granada, Sevilla y Málaga establecen un precio similar para los billetes sencillos: 1,40 euros. Le siguen Córdoba 1,30 euros; Huelva y Cádiz (1,10 euros). Mientras que Jaén es la ciudad de Andalucía más barata: 1,00 euros. 

A nivel nacional, la ciudad más cara es Barcelona donde un billete univiaje cuesta 2,40 euros. Le siguen Palma de Mallorca ( 2,00 euros) y San Sebastián (1,85 euros).