La tienda del Museo Picasso Málaga contendrá un espacio dedicado a la cerámica hasta el mes de enero de 2023. Esto se trata de una colaboración del museo malagueño con Casa Maricruz, un proyecto que traza puentes ente las nuevas generaciones y la red nacional de artesanos y en el que participa el músico C. Tangana

Casa Maricruz surge de la sevillana María Estrada, una joven de 30 años que ha revolucionado este sector. Estrada volvió de Los Ángeles, ciudad en la que había vivido siete años, y desde entonces recorre España buscando talleres de antiguos oficios con el objetivo encargarles diseños para su firma, Casa Maricruz.

El director artístico del Museo Picasso Málaga, José Lebrero, afirma que durante este otoño, el museo ha puesto la atención en un asunto que importó a Picasso, "las artes aplicadas". Es por esto por lo que se ha producido esta colaboración entre el museo y la empresa de María Estrada. El objetivo de la joven es que estos productos tengan tradición, pero que sean de su estilo. Más simples y contemporáneos, que sean acordes a los nuevos tiempos. Además, es un proyecto que pretende dar voz a los artesanos tradicionales de nuestro país. El proyecto pretende dar voz a los artesanos y acercarlo a la gente joven, para lo que se comunican directamente con ellos y, por otro lado, intentan "darle la vuelta" al producto tradicional manteniendo siempre la esencia, pero modificándolos en cierto modo para que se abran espacio en el mundo contemporáneo.

Cartel situado al lado de la estantería de Casa Maricruz en el Museo Picasso La Opinión

Elemento diferenciador

Estrada asegura que "hacerle entender que son artistas y que pueden fluir un poco más" ha sido uno de los mayores retos y dificultades que ha tenido a la hora de llevar a cabo su proyecto. El artesano tradicional está muy acostumbrado a trabajar en su pequeño taller y a hacer cosas de una manera sistemática y no se definen como artistas. El objetivo es "transmitirles esta condición de que en realidad son artistas y de que pueden darle una vuelta a su producto", afirma la fundadora y CEO de Casa Maricruz.

El elemento diferenciador de las piezas de Estrada es que incluyen pinturas mate sobre la cerámica. Estrada asegura que esta idea viene dada por hacer el producto "un poco más contemporáneo". Además, afirma que esto ha sido técnicamente complicado, ya que el vidrio da unos matices de "menos rugosidad y de más higiene, aparentemente". Por lo tanto, a nivel técnico ha sido un reto hasta que han conseguido dar con los materiales oportunos para poder hacer el producto mate, pero lo han conseguido.