Los precios siguen moderando con el paso de los meses su ritmo de subidas (algo lógico tendido en cuenta la brutal escalada registrada durante el último año) aunque siguen instalados en niveles insostenibles para la economía de los hogares. Según los datos publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el Índice de Precios al Consumo (IPC) a nivel interanual en la provincia se ha colocado en el 8%, siete décimas por encima del dato del conjunto de España (7,3%). El ritmo de subida de precios llegó a situarse por encima del 11% en los meses de julio y agosto, y se contuvo al 9,4% en septiembre. Pese a ello, las tendencias inflacionistas continúan siendo muy preocupantes y derivan en pérdida de poder adquisitivo para las familias. La cesta de la compra vuelve a marcar máximos históricos de encarecimiento, mientras que la energía para el consumo del hogar han contenido su espiral alcista debido al menor precio de la electricidad y el gas. Las series del INE en estos apartados a nivel provincial arrancan en el año 2002, con lo que la perspectiva que ofrecen es de los últimos 20 años.

La evolución de los precios en los últimos doce meses muestra que la cesta de la compra (alimentos y bebidas no alcohólicas) subió un 15,4% en España y un 17% en Málaga. El mes de octubre, en particular, registró incrementos en este apartado del 2,3% a nivel nacional y del 2,1% en la provincia. Detallando por segmentos, los alimentos se han encarecido en Málaga un 17,5% en el último año y las bebidas no alcohólicas un 9,7%. En el apartado de alimentos, la provincia supera la media nacional (15,8%), mientras que en bebidas se queda algo por debajo (10%).

En el apartado de vivienda y de su consumo energético (agua, electricidad, gas y otros combustibles), las estadísticas del INE reflejan en Málaga un ligero descenso anual del 0,9%, mientras que a nivel nacional sube un 2,6%. La caída obedece a que el mes de octubre, en concreto, registró bajadas de precio en este apartado de entre el 6% y el 7% por el menor coste de algunas energías. La electricidad y el gas, por ejemplo, cayeron entre un 14% y un 17% en este último mes.

Transporte, vehículos y hostelería

El gasto en el segmento de transporte, por su parte, presenta unos precios que subieron en octubre un 1,4% en España y un 1,7% en Málaga. La provincia malagueña acumula un incremento anual del 10% mientras que en España se queda en el 8,8%.

El efecto de la subida de la gasolina se sigue viendo particularmente en el apartado de utilización de vehículos personales, aunque la espiral de subidas parece atenuarse. En octubre, los precios en este capítulo subieron un 2% en España y un 2,2% en Málaga, y siguen mostrando un incremento anual del 10,8% en el caso nacional y del 11,6% en la provincia.

También el desembolso para comprar un vehículo revela importantes aumentos. En Málaga y en España es un 9,8% más caro que hace un año. Octubre revela en este apartado un alza mensual de precios del 0,4% en la provincia y del 0,5% en el conjunto del país.

Por su parte, restaurantes y hoteles muestran un encarecimiento interanual de sus precios del 7,9% en España y del 10% en Málaga, con incrementos mensuales en octubre del 0,2% en el conjunto nacional (en Málaga se han quedado igual).

Muebles, vestido y calzado

Te puede interesar:

En el apartado de muebles, artículos del hogar y artículos para el mantenimiento corriente del hogar, la inflación subió en septiembre un 1% en Málaga y un 0,8% en España. Así, esta rama del consumo está ahora, respectivamente, un 11,7% más cara que hace un año en la provincia y un 9% a nivel nacional.

En cuanto al vestido y calzado, las subidas interanuales son del 1,4% a nivel nacional y del 3,9% en la provincia, tras aumentar los precios en octubre un 3,6% en el conjunto nacional y un 9,4% en el caso malagueño. El aumento dl IPC en octubre obedece en este apartado, seguramente, a la venta de las nuevas colecciones de otoño-invierno.