Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Salud

Los casos de bronquiolitis se adelantan y copan las urgencias del Materno Infantil

Los virus respiratorios y su alta capacidad para infectar aumentan el número de asistencias que se atienden en este servicio, entre un 20% y un 25% más que en años anteriores - En el 90% de los casos de bronquiolitis, el causante es el Virus Sincitial Respiratorio

Los especialistas esperan que el aumento de casos de bronquiolitis se mantenga varios meses porque suelen ser más comunes cuando llega el frío. | L.O

Las urgencias pediátricas suelen estar más apuradas en invierno que en cualquier otra época del año. Los virus respiratorios y su alta capacidad para infectar incrementan notablemente el número de urgencias que se atienden a diario durante la época de mayor frecuentación para este servicio. Este año, el repunte llega antes de lo previsto debido a una epidemia de bronquiolitis adelantada, que ha hecho subir más de un 20% las consultas en Urgencias del Hospital Materno Infantil de Málaga.

La bronquiolitis es la infección respiratoria de los bronquios y de las vías respiratorias de los más pequeños. Esta afecta sobre todo a niños por debajo de los dos años y a recién nacidos y lactantes por debajo de los tres meses. En el 90% de estos casos, el causante es el Virus Sincitial Respiratorio (VSR), una patología viral común que cursa de forma leve en algunos de los casos. Otros muchos niños, no obstante, la padecen de manera moderada o grave, por lo que pueden llegar a acudir a urgencias en varias ocasiones.

Como todas las infecciones virales, la bronquiolitis dura entre una semana y ocho días. En este tiempo pasan de tres a cuatro días más molestos, con tos, vómitos, dificultad para respirar e incluso fiebre en algunos niños

decoration

«Como todas las infecciones virales, la bronquiolitis dura entre una semana y ocho días. En este tiempo pasan de tres a cuatro días más molestos, con tos, vómitos, dificultad para respirar e incluso fiebre en algunos niños. Por lo tanto, no solo consultan una vez sino que tienen consultas repetidas. Esto es lo que más vemos», explica Silvia Oliva, pediatra en el servicio de Urgencias del Materno Infantil.

Adelanto del virus

Este virus respiratorio está estrechamente ligado al frío, por lo que su repunte comienza a hacerse notable a partir del mes de diciembre. «Normalmente el pico es el puente de La Inmaculada», indica Oliva. Sin embargo, el Materno lleva atendiendo urgencias por esta patología respiratoria desde octubre: «Este año hay una epidemia importante de bronquiolitis. Las asistencias a Urgencias han ido aumentando progresivamente y ahora tenemos entre un 20% y un 25% más que otros años».

Este hecho ha adelantado dos meses el inicio habitual de la época de alta frecuentación. «Tenemos contacto con pediatras del norte de España y de otros países, y cuando empieza la bronquiolitis allí, a los 20 o 25 días empiezan a darse casos aquí y automáticamente van multiplicándose. Este año estamos viendo ya muchísimos», traslada la profesional de este servicio.

Por todo ello, Oliva asegura que se esperan unos meses de enero y diciembre «muy malos, porque la bronquiolitis está relacionada con el frío y todavía no hace frío, por lo que esperamos que este volumen de urgencias se mantenga».

A todo ello, además, hay que sumar el resto de motivos por los que los niños acuden a las urgencias pediátricas: «Gastroenteritis, accidentes, intoxicaciones o cuadros febriles tipo gripe, que también duran mucho, por lo que las familias también consultan más de una vez». Por el momento, incide Oliva, todavía no se ha observado un aumento significativo de los casos de gripe entre los más pequeños. «Ahora estamos viendo gripe pero no estamos en la época fuerte de la gripe. Además, este año con la recomendación de vacunar a los niños no sé cómo se desarrollarán los casos. En teoría, si se vacunara a toda esta población deberían reducirse las urgencias».

Atención urgente

Una gran parte de los pacientes que se atienden en las Urgencias del Materno Infantil no requieren realmente una atención urgente. Así lo asegura Silvia Oliva, que explica que «en las urgencias pediátricas, al igual que en las generales, se atienden a todo tipo de pacientes. Y la gran mayoría no precisan una atención en menos de media hora o una hora».

Por el contrario, señala, es la percepción de las familias lo que provoca que se atiendan un gran número de patologías que podrían resolverse en Atención Primaria: «Una urgencia para una familia es muy diferente a lo que es una urgencia para un médico. Para ellos una urgencia es un síntoma que tiene el paciente en ese momento y consideran que debe atenderse ese mismo día. Depende de la selección que hace la población de la situación que tiene el paciente en cada momento, pero muchos de eso casos podrían ser atendidos por un pediatra de Atención Primaria».

Medidas preventivas para reducir las urgencias pediátricas

Silvia Oliva incide en la importancia de conocer los signos de alarma para consultar, evitando así urgencias que podrían resolverse en Atención Primaria. Asimismo, la especialista insiste en recordar las medidas que podrían reducir las urgencias pediátricas por patología respiratoria: «Lavado de manos, evitar contacto estrecho con niños en guardería y utilizar mascarilla en sitios cerrados. Medidas que se conocen por el Covid, pero es que el VSR afecta más a los niños».


Compartir el artículo

stats