El Consejo de Gobierno ha tomado conocimiento de la declaración de emergencia de las obras que impulsa la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural para la puesta en marcha de los tratamientos terciarios de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) del Peñón del Cuervo, ubicada en la provincia de Málaga, y de las conducciones que conectan esta depuradora con la del municipio malagueño de Rincón de la Victoria.

Estas actuaciones complementan al proyecto ya iniciado para conectar los terciarios de la EDAR rinconera con los regadíos del Sector 8 del Plan Guaro para ofrecer nuevos recursos hídricos a la comarca de La Axarquía, una de las más afectadas por la sequía que sufre actualmente Andalucía.

En concreto, las obras relativas al Peñón del Cuervo sumarán 9,1 hectómetros cúbicos (hm3) de aguas regeneradas que podrán aprovechar los regantes de la zona en sus explotaciones agrícolas.

La previsión del Gobierno andaluz es que las tareas comiencen a ejecutarse antes de que finalice 2022 para continuar prestando aún más apoyo a esta zona malagueña que, sumando estos proyectos relativos al Peñón del Cuervo y otras actuaciones ya iniciadas, podrá contar con 31 hm3 más de agua para abastecimiento de la población y riego de cultivos en 2023.

Más recursos hídricos

Así, este volumen de recursos hídricos contempla 21 hm3 de aguas regeneradas adicionales para los regantes de La Axarquía y diez hm3 de agua para la población malagueña garantizados, en este último caso, gracias a las obras ya finalizadas del Bombeo de La Rosaleda y del primer tramo de la Autovía del Agua (seis hm3) y la puesta en funcionamiento de los pozos del río Chíllar (4 hm3).

Estas actuaciones "son una muestra más del compromiso del Ejecutivo regional con las zonas más afectadas por la escasez de recursos hídricos, como es el caso de La Axarquía, donde se está respondiendo a una demanda histórica de la población y los regantes de contar con mayores garantías de abastecimiento para ambos fines".

Por otro lado, la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural ha trasladado también al Consejo de Gobierno los datos recogidos en el informe de evolución de la situación hidrológica de la Comunidad Autónoma.

Andalucía cuenta con 2.696 hm3 de agua que suponen el 22,58% de la capacidad total de los embalses y un descenso del 0,16% respecto a la semana anterior.

En cuanto a las diversas demarcaciones hidrográficas del territorio andaluz, el agua embalsada en la cuenca del Guadalquivir asciende a 1.495 hm3 (un 0,07% menos) mientras que los recursos de Guadalete-Barbate rondan los 355 hm3 al reducirse en un 0,36%. En el caso de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas, los 415 hm3 suponen un descenso de 0,34%; y los 146 hm3 de la demarcación hidrográfica Tinto-Odiel-Piedras- Chanza reflejan una bajada del 0,44%.