Irse de Erasmus a otro país o a ciudades cosmopolitas es uno de los atractivos principales que llaman la atención de los jóvenes universitarios que deciden hacer este intercambio.

Pero ahora el Erasmus se traslada de las grandes ciudades al campo, una especie de Erasmus rural que ha llegado a Málaga.

Estos lo hacen gracias al Plan Cultiva 2022, en el que este año participan 105 jóvenes españoles. El Programa Cultiva o Programa de Estancias Formativas de Jóvenes Agricultores en Explotaciones Modelo es una iniciativa que tiene como objetivo ofrecer a jóvenes agricultores y ganaderos formación práctica en explotaciones modelo de acogida a través de estancias formativas.

Con este programa se pretende facilitar el acceso a la formación y el conocimiento práctico de la juventud agraria nacional, dando respuesta a sus necesidades formativas.

El primer joven agricultor que va a participar este curso llegó a Málaga a principios de este mes. Este estudiante de Gran Canaria no será el único, ya que se prevé que lleguen siete jóvenes más que se formarán en diez explotaciones malagueñas. De hecho, Málaga acogerá al 10% de los jóvenes que han decidido participar en este programa.

Estos tendrán la oportunidad de adquirir y consolidar in situ conocimientos sobre aspectos técnicos y de gestión que puedan aplicar en el desarrollo de su propia actividad agraria. Las estancias formativas también favorecerá que los jóvenes tomen el relevo generacional: «Es una iniciativa muy positiva. Le das la oportunidad a los jóvenes de incorporarse al mundo rural, porque hacerlo es muy difícil», asegura Francisco Moscoso, secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) de Málaga. Moscoso pide a la Junta facilitar el acceso laboral a estos jóvenes agricultores en las zonas rurales.

La experiencia abarca de 5 a 14 días, en los que durante siete horas diarias se les formará sobre diferentes temáticas, como la planificación y gestión económica y financiera de las explotaciones o el uso de tecnologías digitales, entre otras. Las estancias formativas empezarán a desarrollarse en el tercer trimestre de este año y se extenderán hasta el 30 de junio de 2023.

Las explotaciones de Algarrobo no serán las únicas que acogerán a estos agricultores, también se repartirán por Cuevas del Becerro, Colmenar y Sedella. Además, tendrán la oportunidad de conocer centros de investigación como el Instituto La Mayora.

El Programa Cultiva o Programa de Estancias Formativas de Jóvenes Agricultores en Explotaciones Modelo es una iniciativa desarrollada y financiada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), en colaboración con entidades representativas de los sectores agrícola y ganadero de España. Este plan cuenta en la provincia de Málaga con la participación de diez explotaciones modelos -cinco agrícolas, tres ganaderas y dos mixtas--, ubicadas en los términos municipales de Vélez-Málaga (2), Villanueva de Algaidas, Antequera, Colmenar, Cuevas del Becerro, Fuente de Piedra, Ardales, Sedella y Tolox-Yunquera, actuando como entidades vinculadas la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) y Cooperativas Agro-alimentarias de España (CAE).

En la asignación de las estancias formativas se ha priorizado a los jóvenes más recientemente instalados, las mujeres agricultoras y ganaderas y aquellos que no hayan participado en el programa del pasado año.

Los ejes fundamentales del programa Cultiva son las mujeres y hombres agricultores y ganaderos jóvenes que desean mejorar sus conocimientos sobre aspectos técnicos y de gestión que pueden aplicar en su propia actividad agraria. Como requisitos para participar en el programa deben tener menos de 41 años y haberse instalado por primera vez como responsable de una explotación agraria en los últimos cinco años.

A nivel nacional, el Programa Cultiva 2022, cuyo presupuesto asciende a 1,2 millones de euros, ha ofrecido estancias en 192 explotaciones modelo, 41 de las cuales se encuentran en Andalucía.