Kosmos Tennis y Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de los residuos de envases de vidrio en España, en colaboración con el Ayuntamiento de Málaga, han inaugurado este domingo la primera pista de tenis creada a partir de vidrio procedente del reciclado de envases de vidrio de los malagueños.

La pista rehabilitada, que se encuentra en la calle Actriz La Tirana, dentro del Parque de El Duende, será punto de encuentro para todos los aficionados al tenis de la capital de la Costa del Sol.

La pista ha sido restaurada gracias al vidrio depositado por los malagueños en los más de 1.750 contenedores verdes de la ciudad. Así, han explicado que han sido necesarios más de 22.000 kilos de vidrio para realizar la reforma cuyo procesamiento y reciclaje se ha realizado a través de una técnica innovadora y pionera.

La nueva pista cuenta con un diseño e imagen realizado por la Davis Cup by Rakuten Final 8, en el marco del acuerdo por el cual Ecovidrio se convirtió en colaborador oficial del torneo.

La inauguración, que ha tenido lugar este domingo, ha contado con la presencia de David Ferrer, director de la Davis Cup by Rakuten Finals; el tenista profesional y participante en el torneo, Roberto Bautista; la concejala de Servicios Operativos y Limasam del Ayuntamiento de Málaga, Teresa Porras; el gerente de Málaga Deporte y Eventos, Ignacio Gómez Camarero; y de Borja Martiarena, director de Marketing de Ecovidrio.

Por otro lado, han señalado que conscientes de que la sostenibilidad es una carrera de fondo, Kosmos Tennis y Ecovidrio, reiteran el compromiso de impulsar la sostenibilidad en la Davis Cup by Rakuten Finals, "con el fin de contribuir a reducir los impactos negativos y maximizar los positivos relativos al ámbito medioambiental, económico y social del evento".

Como principal novedad en la acción contra el cambio climático y mitigación del impacto del torneo, se calculará por primera vez la huella de carbono de esta edición de 2022. Así, se garantiza la mejora continua, previniendo y reduciendo las emisiones causadas, y potenciando el compromiso en la lucha contra el cambio climático.

Por último, han recordado que según los últimos datos relativos a 2021, los malagueños reciclaron un total de 8.574 toneladas de vidrio, una media de 14,9 kilogramos por habitante. La ciudad cuenta con 1.752 contenedores de vidrio, lo que se traduce a una media de 330 habitantes por contenedor.