Los puntos más peligrosos de las carreteras malagueñas se encuentran en Maro y Antequera. Así lo establece un informe que Automovilistas Europeos Asociados (AEA) ha creado teniendo en cuenta los tramos de un kilómetro de las carreteras de la Red del Estado con un Índice de Peligrosidad Medio (IPM) en los cinco últimos años igual o superior a 100. Es decir, aquellos puntos en los que al menos tuvieran un índice de peligrosidad diez veces superior al de la media nacional (el IP medio en las carreteras en 2019 fue del 9,5).

Si este estudio sitúa el punto más peligroso de las carreteras convencionales españolas en el kilómetro 245 de la N-2, en Zaragoza, con un índice de peligrosidad que supera en 686 veces la media nacional, Málaga no aparece en el ránking hasta el puesto 158 con el kilómetro 302 de la N-340, situado en el tramo que recorre los acantilados de Maro-Cerro Gordo. Según AEA, este punto, con un accidente y una víctima, presenta un Índice de Peligrosidad Media de 244,6. En el kilómetro anterior, con tres accidentes que sumaron cuatro víctimas, el índice se estableció en 172,9, situándose este tramo en el puesto 289 de la tabla nacional.

Otro punto negro

El informe localiza el tercer punto más peligroso de la provincia en la comarca de Antequera. Concretamente, en el kilómetro 115 de la N-331, situado a la altura del aeródromo de este municipio. En este caso, el informe señala un accidente con una víctima con un índice de peligrosidad de 171,1.