Unas cien familias y cinco restaurantes de los Montes de Málaga están sin agua potable al verse inmersos en un proceso judicial en el que intentan demostrar que a consecuencia de un supuesto contrato simulado sufren un corte del suministro.

El pasado febrero asociaciones de vecinos de los Montes de Málaga denunciaron a la Empresa Municipal de Aguas (Emasa) por un delito de falsedad en documento oficial o mercantil, otro de prevaricación y contra los derechos civiles.

En la denuncia, se explica que Emasa -para restituir a la denominada comunidad de propietarios "Los Montes"- se ha amparado en el uso de un supuesto contrato simulado, que no trae causa del verdadero titular de la póliza y de las instalaciones.

De esta forma aproximadamente el 60 por ciento de los consumidores de agua de dicha zona que se nutren de ese contador se verían privados del suministro de agua potable.

Meses más tarde se ha hecho realidad lo que temían, incluso en mayor medida, ya que a todos los usuarios del contador -unas 100 viviendas y cinco restaurantes- se les ha cortado el suministro de agua potable y además Emasa ha retirado el contador que había, según hacen constar en una ampliación de denuncia, que han presentado este lunes en el juzgado.

Por todo ello, han pedido que se acuerde la reposición en la titularidad de la póliza a la mayor brevedad posible y han consignado una cantidad ya que desconocen el importe de la deuda al no tener acceso a información sobre la póliza debido al cambio de titularidad, a fin de poder gestionar la deuda y la restauración del suministro de agua potable.

Con esta supuesta deficiente gestión por parte del actual titular de la póliza, los afectados antes mencionados se han quedado sin agua.

Primera denuncia

Inicialmente se denunciaba que varios restaurantes y 22 casas de familia, al ser externos a la finca Valseca y a pesar de llevar años nutriéndose del contador común, ahora se iban a ver privados del suministro pues no pueden formar parte de la denominada comunidad. Ello se debe a que carecen de propiedades en Valseca, pero sí pueden ser parte de la Asociación de Vecinos Urbanización Valseca, que era la titular del contrato por cesión de los herederos del titular originario.

Emasa, presuntamente, a lo largo de los años cambió el contrato a nombre de la comunidad "sin base legal alguna". Según se denuncia en el escrito, "se cesó a esa comunidad y se cambió la titularidad a nombre de la asociación de vecinos urbanización Valseca".

Posteriormente, los herederos del titular original cedieron la titularidad de la póliza y el uso de las instalaciones a la asociación de vecinos urbanización Valseca, zanjando definitivamente el problema.

Sin embargo, y siempre según la denuncia, Emasa conocedora de que el consumo externo es mayor al de los propietarios de Valseca, sin seguir el procedimiento establecido para un cambio de titularidad ha sorprendido a los afectados con una restitución en el contrato simulado a la denominada comunidad.

Los denunciantes afirman que la empresa municipal de agua ha realizado dicho cambio "a sabiendas de que dejaría sin agua a las viviendas y varios restaurantes de la zona".

En la denuncia relatan que "se ha ocasionado una indefensión absoluta a los usuarios" y lamentan que dichos actos se han realizado "a sabiendas de que existen terceros ajenos a la comunidad que representan aproximadamente el 60 por ciento del consumo total del único contador y que nunca podrán formar parte de la comunidad y sí de la asociación.