Mercadona ha reabierto su supermercado en la calle Mármoles tras su reforma. Esta tienda que fue la primera que abrió Mercadona en Málaga capital en 1992, cuenta con una plantilla integrada por 58 personas y su reforma ha supuesto una inversión de más de 2,7 millones de euros. Además, en su construcción han participado 68 proveedores, que han dado empleo a más de 120 personas durante la fase de obras.

Asimismo, en esta tienda se incorpora la nueva sección “Listo para Comer”, que cuenta con platos listos para consumir. Las diferentes opciones se sirven en envases fabricados con materiales naturales, como la caña de azúcar (material compostable), el cartón o el papel.

Para la reforma de esta tienda, ha sido necesaria la demolición completa de un edificio construido en los años 50 para construir un edificio de 5 plantas, 2 de ellas con medios de elevación (rampa mecánica y ascensor). Además, este supermercado dispone, entre otras mejoras, de una nueva entrada con doble acristalado que evita corrientes de aire, unos pasillos más amplios, un área de descanso en la misma tienda con sillas y mesas donde los clientes pueden consumir el plato recién preparado y acompañarlo con bebidas frías, un nuevo modelo de carro de la compra y un nuevo modelo de carro tipo cesta mucho más ergonómico y ligero.

Este supermercado eficiente tiene una superficie de sala de ventas de 1.414 metros cuadrados divididos en dos plantas, dispone de un diseño totalmente renovado respecto al modelo de tienda anterior, con nuevos colores y materiales, tanto en la fachada exterior de acceso como en la distribución de las diferentes secciones. Apuesta también por espacios amplios y diáfanos, que facilitan la entrada de luz natural, y colores cálidos en la delimitación de los distintos ambientes.

Ahorro energético: tienda ecoeficiente

En cuanto al aspecto medioambiental, se han tomado medidas que permiten reducir hasta un 40% el consumo energético respecto al modelo de tienda convencional, como la mejora del aislamiento térmico y acústico con la optimización de los materiales y el grosor de paredes y techos, y nuevos arcones de congelado más eficientes energéticamente y respetuosos con el medio ambiente. Además, cuenta con instalación de placas solares y un sistema de iluminación LED automatizado que se regula según las zonas y los momentos del día para una gestión energética mucho más eficiente.

El horario de apertura del supermercado es de lunes a sábado, de 9:30 a 21:30 horas. Además, Mercadona ha habilitado su servicio a domicilio y la compra online a través del sitio web www.mercadona.es.

Con esta nueva apertura, los clientes se beneficiarán de su conocida política comercial SPB (Siempre Precios Bajos), que la compañía utiliza de manera exclusiva y que consiste en garantizar el menor precio unitario de los productos, con la mejor calidad, de forma permanente. Así, Mercadona puede ofrecer a sus clientes, con independencia de quien fabrique el producto, un surtido eficaz con la máxima calidad y al mínimo precio posible.

Tecnología y ergonomía para los trabajadores

Adicionalmente, con el objetivo de facilitar las tareas diarias de los trabajadores, este nuevo supermercado incluye múltiples medidas para mejorar la ergonomía y eliminar sobreesfuerzos. Por ejemplo, el nuevo mueble de caja se ha desarrollado en colaboración con el Instituto de Biomecánica de Valencia. La tienda también dispone de zonas comunes para que los empleados disfruten de una mayor comodidad en sus momentos de descanso, así como un comedor más equipado y unas taquillas personales más amplias y cómodas.

Además, esta nueva tienda eficiente está completamente conectada tecnológicamente, mediante la integración de una serie de dispositivos electrónicos y herramientas colaborativas para los trabajadores, con los que se puede compartir información desde cualquier sección de la tienda, lo que facilita la autogestión de cada supermercado y agiliza los procesos de toda la cadena. Entre los nuevos dispositivos, se encuentran, entre otros, la línea de cajas, las balanzas o el uso de tabletas electrónicas que sustituyen al papel para realizar gestiones administrativas. Todo ello permite optimizar los procesos y conocer la gestión de la tienda en tiempo real, lo cual facilita la toma de decisiones y contribuye a una mayor agilidad, especialmente, en la gestión de los productos frescos.