Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Comercio

La venta de ropa de invierno cae este año un 15% en Málaga por las altas temperaturas

Los comerciantes malagueños esperan mejorar sus ingresos durante el Black Friday, el próximo 25 de noviembre, y a lo largo del mes que viene con las fiestas navideñas

Mujeres de compras en la calle Larios, en el centro histórico de Málaga. Álex Zea

El otoño este año en Málaga está siendo más cálido de lo habitual, incluso pasado ya el ecuador del mes de noviembre. Las consecuencias del cambio climático son factores que, en este caso, nos están llevando a dudar sobre qué prenda elegir para vestir cada día. Desde luego, un abrigo sigue sin ser la opción más atractiva, pues el termómetro hasta ahora apenas ha llegado a bajar a los 14 grados, al menos en la mayoría de las horas del día.

El efecto de las altas temperaturas es aún más evidente en los comercios de la provincia donde son muchas las prendas que no consiguen reducir su ‘stock’. Los empresarios sienten malestar por ver mermadas sus ventas.

De hecho, y según la Federación Provincial de Empresarios Málaga Comercio, la bajada ha sido de entre un 10% y un 15% los meses de octubre y noviembre, respecto a las mismas fechas del año pasado.

Lorena García es la encargada del área de textil de dicha entidad, quien expone precisamente la incertidumbre de los propietarios de las pymes dedicadas a la venta de ropa y complementos.

«En Málaga seguimos con un clima casi de verano por lo que no arrancamos todavía la temporada de invierno en cuestión de ropa», señala Lorena García que, como dueña de la tienda Oportunidades añade: «Los comerciantes estamos muy preocupados porque vemos que la campaña ya tendría que haber empezado y seguimos en manga corta».

Las ventas reducidas de ropa de abrigo en los pequeños comercios impide que se dé un equilibrio entre la inversión que hicieron para comprar los productos hace unas semanas y la recuperación de dicho desembolso. Lorena razona: «Teníamos unas perspectivas para este invierno cuando compramos y por ahora no ha arrancado». Asimismo, al efecto de las altas temperaturas sobre sus ingresos, hay que añadir las consecuencias de la invasión rusa de Ucrania. Málaga Comercio indica el perjuicio que suponen la inflación y la subida de los tipos de interés para la atracción de clientes a las tiendas pequeñas. «Las familias no están llegando a fin de mes y el consumo se ha retraído en general», señala la empresaria malagueña.

«No terminamos de remontar»

La encargada de textil de Málaga Comercio lamenta que no terminan de levantar: «Parecía que íbamos a remontar ya el covid, llegó la invasión de Ucrania con la subida de los precios de las materias primas y de la luz, y tampoco».

Y es que la estabilización de la pandemia durante los meses de verano, y con ella la eliminación de las restricciones de movilidad y reuniones familiares, indicaba que «las ventas iban a mejorar un poquito. La gente tenía ganas de salir, de moverse, pero desgraciadamente ha venido lo siguiente y encima el tiempo, que tampoco nos está ayudando».

Aliento en el Black Friday

Los empresarios del textil en Málaga aseguran que el Black Friday, que se celebra el próximo 25 de noviembre, podría ser un aliento aunque tampoco pueden reducir tanto los precios: «Haremos nuestras ofertas, sobre todo en prendas de invierno que no se han movido nada. Pero nosotros también tenemos unos gastos: la luz y el alquiler han subido, y no podemos tampoco rebajarlo todo», justifica la dueña de Oportunidades.

Añade: «Si no tenemos margen, no podemos subsistir». Asimismo, las pymes confían en la campaña de Navidad y en «que llegue un poquito el frío durante el mes de diciembre». Las fiestas navideñas son «las más importantes para ellos» de todo el año.

Impacto en grandes superficies

Por su parte, el efecto de las temperaturas se ha notado menos en grandes superficies comerciales como El Corte Inglés. «Evidentemente no hay tanta demanda de prenda de abrigo, pero es cierto que cuando hace un poquito de frío la gente tiene que reponer porque lleva dos años comprando menos por la pandemia», señala Eduardo Barrero, delegado regional de Relaciones Institucionales de la empresa.

Así, Barrero califica de «retraso en la compra» la situación actual, y añade: «Las ventas no van mal».

Compartir el artículo

stats