El BBVA ha organizado una nueva edición de sus jornadas de turismo que, bajo el lema "Imaginando el futuro del sector" reúnen en Málaga a más de 80 empresarios del sector. La cuarta edición de este foro ha analizado la situación económica del segmento turístico, la claves de la sostenibilidad como oportunidad tanto a nivel de competitividad como de rentabilidad; la importancia de la digitalización de los medios de pago, así como la necesidad de invertir en ciberseguridad para evitar consecuencias económicas para las empresas. También se ha resaltado la importancia de que el sector turístico continúe asentando las bases de un crecimiento "rentable y sostenible", aunque el economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso, ha advertido de una posible desaceleración del gasto de los particulares durante los próximos meses (en un escenario de alta inflación) que podría acabar afectando al turismo.

El director de Banca de Empresas de BBVA en España, Fernando Alonso, ha sido el encargado de inaugurar este encuentro, que ha contado con la participación, entre otros, de representantes del Grupo Fuerte, Marbella Club y Nieto Adame, y del teniente de alcalde y concejal del Área de Recursos Humanos y Calidad, y Turismo del Ayuntamiento de Málaga, Jacobo Florido.

Senda positiva

El economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso, ha recordado que el crecimiento de la economía andaluza se mantendrá este año "en una senda positiva", situándose en el 4,3%, una tasa similar a la del conjunto nacional, que se prevé sea del 4,4%. Los datos más recientes muestran sin embargo una desaceleración de la economía que continuará en próximos trimestres.

"Se espera un aumento del PIB regional del 0,9% en 2023, por la caída de la demanda europea, el aumento en los precios de la energía y el transporte, y los mayores costes de financiación. De cumplirse el escenario la tasa de paro se mantendría alrededor del 19%, se crearían 135.000 empleos en el conjunto de 2022 y 2023, además de que se recuperaría el PIB pre-pandemia en 2023", ha expuesto.

El PIB de Andalucía ya creció un 5,9% en 2021, cuatro décimas por encima del conjunto de España. La mejora del turismo nacional, el consumo, las exportaciones de bienes y el buen tono de la afiliación impulsaron la recuperación. 

 Así, superados los niveles precrisis de afiliación ya durante este pasado año, la recuperación del empleo en el primer semestre de 2022 ha vuelto a ser más dinámica que en el conjunto de España. Cardoso destaca la mejora del empleo en las provincias más dependientes del turismo Almería, Cádiz, Huelva, Sevilla y, sobre todo, Málaga, favorecida por la recuperación de la llegada de visitantes extranjeros. En el tercer trimestre de 2022 sí se observa cierta desaceleración en el crecimiento de la afiliación, más acusado en Córdoba y Jaén. Málaga, por su parte, mantiene una mayor fortaleza.  

Agotamiento en algunos mercados

Según el BBVA, el sector turístico en España se mantiene "más competitivo" con respecto a países como Austria, Portugal o Países Bajos, pero empieza a mostrar "signos de agotamiento o pérdida de competitividad" con respecto a Grecia, Francia, Croacia, Alemania e Italia.

En concreto, los datos de registrados en los TPV de BBVA de gasto con tarjeta emitidas por entidades nacionales, y deflactados por el IPC autonómico, reflejan que el gasto real en Andalucía aumentó un 4,3% en el tercer trimestre, frente al 5,6% que lo hizo en España. En Málaga, el impulso del turismo en el tercer trimestre habría permitido lograr un crecimiento (6,2%) por encima del conjunto nacional. "En todo caso, todas estas cifras apuntan a una importante desaceleración después de incrementos de más de dos dígitos en trimestres anteriores", ha apuntado Cardoso.

"La contención de la inflación, los obstáculos a la inversión que pueden lastrar la competitividad o ralentizar el impacto de los fondos NGEU, la falta de mano de obra adecuada para cubrir las necesidades empresariales o el todavía elevado peso de los contratos temporales en las nuevas contrataciones son principales riesgos para la economía andaluza. Es clave acelerar la implementación de los fondos relacionados con el NGEU, y a medio plazo el sesgo dependerá de las reformas que se adopten en los próximos meses", ha comentado.

Sostenibilidad y digitalización, claves de futuro del sector

Por su parte, Fernando Alonso, director de Banca de Empresas de BBVA en España, ha agradecido al Ayuntamiento su apoyo y ha destacado el compromiso de su alcalde por "posicionar a Málaga como un referente mundial". Alonso, ha puesto de relieve que la sostenibilidad (que permite alinear el ahorro de costes y la lucha contra el cambio climático) es junto con la digitalización, esencial para la recuperación económica.

En este sentido, ha apelado a que el sector turístico debe continuar "dando los pasos necesarios para sentar las bases de un crecimiento rentable y sostenible a largo plazo avanzando en procesos de digitalización y en sostenibilidad", y ha asegurado que el BBVA "acompañará a todos sus clientes en la transición ecológica".

 Alonso ha señalado, además, que el banco entiende que el papel de las entidades financieras debe ir "más allá de la financiación", y ha afirmado que la llegada de los fondos europeos es una oportunidad para "seguir apostando por modelos de negocio más digitales, eficientes y sostenibles que contarán con el acompañamiento de BBVA". 

Por su parte, Jacobo Anaya, director de sostenibilidad y energía de BBVA en España, ha destacado los planes del banco para apoyar al sector turístico en sus planes de sostenibilidad. "Tenemos un compromiso como grupo para movilizar 300.000 millones de euros en financiación sostenible acumulados hasta el año 2025. El sector del turismo sigue siendo uno de los principales sectores de economía española, así como de otros países donde BBVA está presente, es clave en nuestra estrategia en el ámbito de sostenibilidad", ha explicado.

La inversión es otra de las palancas claves para el sector turístico, cuyo peso en el PIB supone alrededor del 12,5% de la economía española. En este sentido, BBVA ha señalado que ofrece asesoramiento y financiación tanto a las unidades hoteleras como a las sociedades.

El director Regional Sur para Empresas y Corporaciones de BBVA, Ignacio Sacristán, que ha sido el encargado de clausurar estas jornadas, ha destacado el papel de los empresarios del sector turístico "por hacer posible la existencia y permanencia del sector en el sur, tan importante en términos de aportación económica y social, de generación de riqueza y empleo". Sacristán ha invitado a todos los presentes a contar con el asesoramiento estratégico del BBVA.