La Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) ha destacado este viernes en Málaga el momento "histórico e irrepetible" que, a su juicio, vive la comunidad debido a la actual estabilidad política e institucional, algo que deber ser utilizado para transformar económicamente la región y consolidar esta "pujanza" para asentar "una nueva reputación". El presidente de la CEA, Javier González de Lara, ha afirmado que estos últimos años están siendo aprovechados por parte del actual gobierno andaluz para romper con los "recelos y estereotipos" con que en muchas ocasiones se ha mirado a este territorio.  También ha defendido la posición de Andalucía de bajar impuestos para competir con otros territorios en la atracción de inversiones y talento, a la vez que ha augurado que la Justicia anulará el impuesto a las grandes fortunas que impulsa el Gobierno central, al entender que grava "doblemente" lo que ya realiza el Impuesto de Patrimonio.

González de Lara ha participado junto a la consejera de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco, y el presidente de ATA Autónomos, Lorenzo Amor, en un encuentro informativo de Europa Press Andalucía en colaboración con Unicaja Banco.

El responsable de la patronal andaluza ha destacado la situación política de la comunidad, donde hay mayoría absoluta del PP de Juanma Moreno, y la ha comparado con la coyuntura de algunos gobiernos regionales que tienen "enormes dificultades de entendimiento". "En Andalucía hay una estabilidad que todavía no somos capaces de valorar", ha comentado González de Lara, que ha animado a "aprovechar" un momento que cree que va a ser "irrepetible", por la dificultad actual de que los partidos consigan estos gobiernos de mayoría absoluta.

Según la CEA, junto a la estabilidad política e institucional, Andalucía ofrece ahora mismo "seguridad jurídica y certeza económica", tres factores que considera "claves" para impulsar la actividad económica, la atracción de inversiones y el retorno de talento a la comunidad.

El presidente de la patronal andaluza, Javier González de Lara, ha defendido que en el contexto actual "los territorios vamos a competir más que nunca entre nosotros", por lo que ha tildado de "estéril" el "debate que se ha abierto" acerca de la "solidaridad territorial".

"Los territorios competimos. Hace falta poner todas las herramientas para facilitar la inversión, para el retorno de capitales, de andaluces que se han marchado como consecuencia de una fiscalidad que ha sido bastante más perjudicial, y que tengan la oportunidad de volver a tener su residencia fiscal en nuestra tierra", ha apuntado. 

Para la CEA, es "legítimo" que la Junta de Andalucía "lidere un proceso de reducción de una fiscalidad que es penosa", y donde "el impuesto de Sucesiones y Donaciones ha lastrado a Andalucía durante muchos años".

De igual modo, ha subrayado que los empresarios "aplaudimos" la bonificación al 100% del impuesto de Patrimonio en Andalucía acordada por el Gobierno del PP-A, porque "hace más competitiva Andalucía comparativamente", y "el que no corre vuela". 

González de Lara ha augurado también que "la jurisprudencia se cargará" el impuesto a las grandes fortunas impulsado por el Gobierno central, al suponer una "doble imposición" al no haberse derogado paralelamente el impuesto sobre el Patrimonio que gestionan las comunidades autónomas

El presidente de la CEA ha manifestado que el colectivo al que representa no puede estar "a favor" del impuesto del Patrimonio, "porque no se puede improvisar", y al respecto ha remarcado que "el sistema tributario español es heredero de una tradición de décadas donde ha habido unos equilibrios normativos desde el punto de vista de la homogeneización de la doctrina jurisprudencial que establece si un impuesto es acorde o no con la normativa, con la Constitución, si es o no confiscatorio".

González de Lara ha remarcado que se da una "doble imposición" poniendo "un impuesto de las grandes fortunas cuando no se ha derogado el de Patrimonio", y ha añadido que no se puede "inventar" un tributo que "grava el mismo hecho imponible. "La jurisprudencia se lo cargará seguro, dentro de seis meses, un año, un año y medio", según ha augurado, antes de apostillar que "será otro gobierno el que tendrá que cargar con los problemas".

Incentivos de la Junta a la contratación indefinida

Por su parte, Rocío Blanco, ha afirmado que el objetivo prioritario del Gobierno andaluz es ayudar a las empresas y a los autónomos crear empleo con medidas como la línea de incentivos a la contratación indefinida, que está "funcionando muy bien". La Junta ha recibido ya solicitudes de ayudas por valor de 212 millones de euros y espera tenerlas todas abonadas para el 15 de enero gracias a un procedimiento simplificado donde los solicitantes pueden cumplimentar por internet el cuestionario en sólo tres minutos y sin necesidad de presentar papeles. 

Otra iniciativa que se pondrá en marcha en 2023 es la "cuota cero" para nuevos autónomos andaluces, con la que los trabajadores por cuenta propia no pagarán nada durante el primer año de actividad ni tampoco el segundo en caso de que no lleguen al nivel del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Lorenzo Amor, presidente de la asociación de autónomos ATA, ha afirmado que Andalucía ha dejado de ser en estos últimos años un "infierno fiscal" para mostrarse más "amable fiscalmente", algo qe le permite competir con otras comunidades autonómicas y con Portugal para la captación de emprendedores por la menor carga impositiva. El presidente de la ATA también ha destacado que del crecmiento de 3.700 nuevos autónomos que se han incorporado este año a la Seguridad Social, el 80% (3.000) han sido andaluces.

Para Amor, la mejora en la fiscalidad también está ayudando a reducir la economía sumergida. En Europa, la economía sumergida presenta una tasa del 13% del PIB, un porcentaje que en el caso de España se eleva hasta el 24% y que en Andalucía, según sus datos, está próxima bajar del 20%.

También se ha referido al problema de los falsos autónomos, reclamando a la Inspección de Trabajo que actúe en aquellas empresas que "compiten deslealmente" al utilizar la figura del falso autónomo como una forma encubierta de trabajo asalariado.