La portavoz del PP de Málaga, Elisa Pérez de Siles, se ha referido a la votación que realizó el Congreso en la noche del pasado 24 de noviembre sobre la proposición de ley para eliminar el delito de sedición y ha criticado que "los diputados malagueños del PSOE hayan decidido ser cómplices de esta irresponsabilidad histórica del Gobierno de España".

Así, ha indicado que "los diputados socialistas malagueños tuvieron la oportunidad personal de desmarcarse de la actitud del Gobierno de Sánchez", al tiempo que ha criticado que, en su lugar, "han preferido ser colaboradores necesarios de esta irresponsabilidad histórica".

"Los diputados malagueños del PSOE tienen la responsabilidad individual frente a lo que ocurrió en el Congreso y tienen que dar la cara ante los malagueños", ha apostillado.

Al respecto, ha agregado que "estamos profundamente decepcionados y avergonzados por la actitud de los diputados socialistas malagueños" y ha indicado que "esta derogación del delito de sedición se trata de la mayor cesión que ha hecho ningún Gobierno español en la historia de la democracia a favor del independentismo".

También ha aclarado al secretario general del PSOE de Málaga, Daniel Pérez, que "la derogación del delito de sedición no responde a la necesidad de la sociedad, sino que responde a la necesidad de Pedro Sánchez por atrincherarse unos cuantos meses más en el sillón de La Moncloa".

Pérez de Siles ha insistido en que "para el Gobierno es lícito modificar el Código Penal a la carta para los independentistas por la puerta de atrás y de madrugada; suprimir las competencias de Tráfico de la Guardia Civil en Navarra a cambio de algunos votos de los herederos de ETA; o promulgar leyes que suponen la rebaja de las condenas a delincuentes por delitos de agresiones sexuales".

En este punto, refiriéndose a los datos que se reflejan en una reciente encuesta, ha señalado que "los propios votantes socialistas se oponen a estas decisiones del Gobierno central", aseverando que "más del 70% de los socialistas no comparten la idea de derogar el delito de sedición". Además, "casi el 80% de los socialistas no está de acuerdo con modificar el delito de malversación".

Por otro lado, ha afirmado que "jamás unos PGE han costado tanto a todos los españoles", añadiendo que "los diputados socialistas malagueños deberían tener la valentía de levantarse de sus escaños a defender los intereses de los malagueños respecto a unos presupuestos que no contemplan proyectos tan necesarios para Málaga como el tren litoral o infraestructuras hídricas que permitan paliar la grave sequía que sufre la provincia".

"Esta deriva por la que nos está llevando el Gobierno se tiene que corregir", ha sostenido y ha asegurado que "el PP no va a cesar en el empeño de defender a todos los españoles frente a la ambición desmedida de Sánchez".

"Intolerables insultos" al alcalde el 25N

Por otro lado, la portavoz 'popular' ha tachado de "intolerable" lo ocurrido el pasado viernes en Málaga, durante la manifestación en contra de la violencia de género, "a la que el alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, acudía como cada año y donde fue increpado e insultado por algunas representantes de los partidos de izquierdas que no querían que el alcalde encabezara la manifestación".

"Hablamos de la politización de un día que no debiera politizarse, un día en el que se pone en evidencia la unidad de todos los partidos frente a esa lacra que es la violencia machista"

"Hablamos de la politización de un día que no debiera politizarse, un día en el que se pone en evidencia la unidad de todos los partidos frente a esa lacra que es la violencia machista", ha dicho Pérez de Siles, que ha hecho hincapié en el "no tajante" que el Ayuntamiento de Málaga "siempre plantea frente a cualquier tipo de violencia contra las mujeres".

Por ello, ha anunciado que en el próximo pleno municipal el grupo 'popular' planteará una iniciativa para que el portavoz del PSOE en el Consistorio, Daniel Pérez, y los concejales socialistas "se manifiesten frente a este tipo de actividades y frente a la violencia verbal contra el alcalde para ver si esa condena a la violencia política es simplemente cuando se ejerce contra representantes de izquierdas o no toleran la violencia política frente a cualquier tipo de actitud violenta, como la que el alcalde sufrió en primera persona en la manifestación del 25N".