La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha denunciado este lunes que el "exceso de burocracia" y las "ratios elevadas" son los principales motivos de "desgaste emocional" del profesorado malagueño. El responsable del sector de Educación del sindicato en Málaga, Francisco González, ha dado a conocer los resultados de un análisis realizado a través de su gabinete psicosocial CSIF Ayuda Profes (un servicio integral que brinda de forma gratuita asesoramiento, herramientas de prevención, ayuda y apoyo ante situaciones difíciles), refleja que el 86% de los docentes encuestados afirma haber sufrido a lo largo de su vida profesional desgaste emocional, sintiéndose afectados por el síndrome burnout ("quemado")

"Este es el primer motivo por el que los docentes acuden al servicio especializado de CSIF Ayuda Profes, ha señalado González, que ha subrayado la importancia de atender la salud emocional del profesorado. La central sindical ha realizado este informe bajo el título "Tomando el pulso a la educación", cuyas conclusiones reflejan que el el profesorado malagueño "percibe cómo su profesionalidad, entrega y compromiso no se está viendo correspondido por parte de la Administración, que desoye las necesidades reales de la educación pública". 

Respecto a los motivos que han provocado dicha situación de "quemazón", un 80% de los docentes encuestados indica que el "exceso de burocracia" es la principal causa. CSIF afirma que los docentes dedican una media de siete horas semanales a tareas administrativas. El sindicato defiende que estas tareas tienen una relación directa con las plantillas docentes, "ya que las horas que estos profesionales dedican al papeleo superfluo se podrían traducir en efectivos necesarios para apoyos y desdobles".

Del mismo modo, un 60% indica que las "elevadas ratios" afectan a su desgaste emocional. De hecho, el 100% de los profesores participantes en el estudio afirman que los grupos menos numerosos favorecen una mejor atención educativa. 

El responsable de CSIF ha insistido en que la ratio se convierte en "un verdadero problema para la calidad de la docencia" y pide una bajada de ratio en todos los niveles educativos en cinco alumnos de media por aula y un 20% menos cuando haya alumnado con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo (NEAE), así como que las ratios máximas no superen los 15 alumnos para niños de tres años y de 20 alumnos para cuatro y cinco años y en Primaria. "Hablar de ratios medias, como hace la Administración, no nos vale al ser un concepto trampa", dice.

La conflictividad en las aulas también repercute negativamente en la salud del profesorado, según los docentes encuestados (53%), contribuyendo a su quemazón profesional. CSIF denuncia que las situaciones de conflictividad "deterioran la convivencia escolar", tanto las conductas que se ejercen entre iguales y hacia el propio profesorado, como el acoso escolar. El sindicato considera que toda medida a este respecto debe contar con acompañamiento económico y un refuerzo de personal o la contratación de personal docente, sanitario, educadores sociales y asistentes sociales. 

Un déficit de 2.500 profesionales

Por otra parte, el análisis de CSIF pone de manifiesto el "hartazgo" del profesorado por "la inestabilidad del sistema, con continuos cambios de leyes educativas".

"En los últimos 25 años se han sucedido hasta seis leyes orgánicas de Educación, una inestabilidad legislativa que da lugar a un continuo cambio de la normativa a la que el profesorado atenerse a la hora de elaborar programaciones didácticas y sistemas de evaluación", ha apuntado González. El 85% del profesorado encuestado en Málaga considera necesario que se confiera "estabilidad" al sistema educativo a través de un pacto de Estado por la Educación.

CSIF estima que en la provincia de Málaga hay actualmente un déficit de alrededor de 2.500 profesionales. "Para mejorar la docencia y la calidad de la educación pública es esencial una apuesta real por parte de la Administración que implique una ampliación de las plantillas docentes para reducir ratios y atender la diversidad del alumnado, hacer desdobles y refuerzos", ha puntualizado. 

Además, el sindicato reclama "acabar con la pérdida de unidades y que la bajada de la natalidad se traduzca en una mejora de la calidad educativa en nuestras aulas reduciendo el número de alumnos y alumnas por grupo". Cabe recordar que un total de 135 unidades han desaparecido en Educación Infantil y Primaria en Málaga en los tres últimos cursos escolares.

Finalmente, el responsable de CSIF también ha querido poner en valor la dedicación y el compromiso con la docencia del profesorado con motivo de la celebración este domingo del Día del Maestro. "Es gracias a estos profesionales que nuestro sistema educativo público sale fundamentalmente a flote, porque contamos con el mejor capital humano, verdaderos expertos en educación y eje vertebrador del sistema educativo", ha asegurado.