Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Turismo

Hoteles boutique: gran lujo en frasco pequeño

Crece la demanda de los hoteles ‘boutique’, de pocas habitaciones o en edificios con interés patrimonial, que ofrecen un trato personalizado y mayor intimidad

Azotea del hotel Palacio de Villapalés, en Sevilla. L. O.

En un mundo cada día más poblado, acelerado e impersonal, una tendencia se abre paso a través del universo del lujo: los hoteles boutique, lugares donde los clientes buscan esa tan preciada intimidad, atención personalizada y exclusividad. Son pequeños y, aunque no hay un número estipulado de habitaciones para considerarlos boutique, suelen tener menos de 100 estancias. Incluso los hay que no llegan a la decena, lo que permite que familias enteras o consejos de administración de empresas los reserven en su totalidad.

Naturalmente, estas pequeñas joyas no están al alcance de cualquier bolsillo. Si bien se puede encontrar alguna habitación a 160 euros la noche en temporada baja, generalmente superan los 200 y los 300 euros y, según los servicios que incluyan, llegan a ascender a los 1.000 euros por noche.

Sin embargo, estas tarifas no son un obstáculo para que crezca su demanda. Al menos así lo afirma la presidenta de la asociación Española del Lujo (Luxury Spain), Cristina Martín. De hecho, asegura que el sector del lujo «está en auge y más demandado tras la pandemia». Y no solo eso, sino también que estos hoteles están ganando protagonismo entre personas «con un poder adquisitivo medio», que tenían ahorros antes del Covid y que ahora quieren aprovecharlos para vivir esta experiencia.

Un ejemplo de pequeño hotel boutique centrado en las vivencias de sus huéspedes es el Maison Ardois, en Marbella, de 9 habitaciones. Su objetivo es que los clientes conozcan a fondo «la identidad del destino», y quieran repetir. Allí una habitación ronda los 275 euros la noche, cuenta Miguel Cerván, CEO del grupo que engloba también el hotel Santo Cristo, disponible a partir de 200 euros, y el hotel El Castillo, a partir de 255 euros (de 15 habitaciones cada uno). Ofrecen propuestas personalizadas para sus huéspedes, que incluyen desde visitas a museos hasta rutas de senderismo, así como «la tranquilidad y el encanto de no ser un número de habitación».

Patio del hotel Palacio de Atocha, en Madrid. L. O.

Lugar y temática singulares

Un hotel boutique puede ser también el que se encuentra en una ubicación exclusiva, como un edificio histórico. Es el caso del hotel boutique Palacio de Atocha, en Madrid, cuya construcción fecha del siglo XIX, y en el que la noche va desde los 220 euros hasta los 950. También del hotel Palacio de Villapanés de Sevilla (siglo XVIII), con precios desde los 260 hasta los 1.000 euros; o del Palacio de Luces, en Asturias (siglo XVI), con tarifas desde los 180 a los 450 euros. Además de su importancia histórica, Lydia Pérez, responsable de márketing del grupo que los gestiona, destaca que al reservarlos, los clientes reciben una carta en la que pueden expresar sus preferencias y, paralelamente, el hotel se encarga de «hacer una investigación en redes sociales» para saber más sobre su huésped y sorprenderlo.

También hay hoteles boutique que se centran en una temática, como podría ser la del amor en el caso de Arantza Hotela, de Navarra, con 11 habitaciones. El gerente de la empresa, Alberto Madinabeitia, asegura que todas las habitaciones –que miden entre 50 y 120 metros cuadrados– cuentan una historia de amor distinta. Cada pareja puede reservar el spa en exclusiva, como «prolongación de la habitación», por lo que se prima la máxima privacidad. Allí, la noche se paga a partir de 400 euros, y dos noches, con distintos servicios, a 1.600.

El director general del hotel Casa Bonay de Barcelona, Frederico Moscoso, define el establecimiento como un «proyecto local», ya que está muy enfocado en la restauración, para atraer a gente de la ciudad. Además, su concepto ha sido trabajado con artistas de la misma. Su objetivo es hacer sentir al huésped «en casa, aunque esté a miles de kilómetros». Allí, los precios oscilan entre los 160 y los 350 euros por noche.

Y los sevillanos Halo Boutique Hotel, hotel boutique Elvira Plaza y hotel boutique Casa de Santa Cruz, van desde los 185 euros hasta los 500 en temporada de ferias. Y suelen tener reservas del hotel entero. José Ángel Reyes, director del grupo, sostiene que allí «organizan toda la estancia del cliente». Y para ello eligen «los sitios más ‘chic’ de la ciudad», con los que cierran convenios.

Compartir el artículo

stats