Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Elecciones

Los economistas de Málaga eligen este jueves a su nuevo decano

Manuel Méndez de Castro y Aurelio Gurrea lideran las dos candidaturas que optan a suceder a Juan Carlos Robles al frente del Colegio - Cerca de 2.300 colegiados están llamados a votar

Aurelio Gurrea y Manuel Méndez de Castro, candidatos a decano del Colegio de Economistas de Málaga. L. O.

El Colegio de Economistas de Málaga celebrará elecciones este jueves 1 de diciembre para elegir a una nueva junta de gobierno. Dos candidaturas, encabezadas respectivamente por Manuel Méndez de Castro y Aurelio Gurrea, concurren a estos comicios, en los que están llamados a votar cerca de 2.300 colegiados y de los que saldrá el sucesor del actual decano, Juan Carlos Robles que, tras 14 años al frente de la institución colegial, ha decidido dar por cerrada su etapa y no volver a presentarse.

Los colegiados podrán votar tanto de forma presencial (el jueves en horario de 10.00 a 17.00 horas en la sede del Colegio, situado en la calle Granada) como de forma telemática (hasta las 23.59 horas del miércoles, 30 de noviembre).

La candidatura del economista Méndez de Castro incluye a Antonio Pedraza como vicedecano, a Javier Font como secretario, a David Fernández como tesorero y, como vocales, a Dunia Álvarez, Francisco Castillo, Elisa Negro, Francisca García, Jaime Fabregat, Gema Rojo, José Antonio Moreno, Carlos Arias, Fernando Bravo, Mariana Matas y Myriam Gómez.

Por su parte, la lista de Aurelio Gurrea (antiguo decano del Colegio de Titulares Mercantiles, que se integró con el de Economistas hace cuatro años) está formada por Manuel Pérez Navarro (vicedecano), Antonio Fernández Barrientos (secretario) y Miguel Muñoz (tesorero), acompañados como vocales por Silvia Morales, Marina Puerta, Juan Ignacio Aguilar, Esther Rendón, Miguel Aguilera, Víctor Otero, Ana Belén Moreno, David Rodríguez, María del Mar Gutiérrez, Roberto Ferrera y José Rafael Sánchez. Además, Antonio López y Daniel Cárdenas figuran como suplentes.

Ambos candidatos han repasado con este periódico algunos detalles del programa con el que concurren a estas elecciones.

Postulados básicos

Méndez de Castro afirma que su intención es «abrir el Colegio a todos y continuar con la total transparencia en la gestión y compromiso con cada uno de los colegiados y colegiadas». Además, incide en la potenciación de las nuevas tecnologías para evitar «desplazamientos y demoras».

«En el Colegio de Málaga los expedientes están digitalizados al 100%, lo que permite una gestión ágil y de calidad», comenta este candidato, que destaca asimismo su intención de abrir la sede social a actos sociales y culturales, aprovechando la ubicación del emblemático edificio, situado en pleno Centro de Málaga.

Aurelio Gurrea, por su parte, dice que el objetivo es «dar un cambio de rumbo en la forma de dirigir y gestionar» el Colegio en relación a lo realizado hasta ahora, con «una nueva visión, una nueva forma de escuchar y un nuevo equipo» para «dar más protagonismo a los propios colegiados».

«Pretendemos alcanzar nuestros objetivos de cambio en el Colegio de Economistas de Málaga mediante la puesta en marcha de un Plan Estratégico. A través de las comisiones, queremos potenciar la participación de los colegiados en los grupos de trabajo, en la docencia y en la investigación con becas, talleres, premios», añade.

Necesidades de los colegiados

En cuanto a las necesidades a cubrir de los economistas colegiados, Gurrea resalta que su candidatura quiere crear delegaciones o nombrar delegados del Colegio en diversas zonas de la provincia para dar un mejor servicio a todos los colegiados allí donde se encuentren. (Marbella, Axarquía, Antequera,...). «Debemos trabajar en un modelo de Colegio que el que los economistas se sientan identificados, que potencie la profesión y genere valor a sus miembros», detalla.

En la otra candidatura, Méndez de Castro pone el énfasis en la necesidad de una «formación de calidad, pero selectiva y sincronizada con los cambios normativos», junto a una asistencia y orientación en temas de ética profesional o ante reclamaciones. También destaca la visión de que los economistas malagueños se sientan «parte de un colectivo».

Inserción laboral

Méndez de Castro habla de mejorar el funcionamiento de la bolsa de trabajo y crear un servicio de orientación profesional para los economistas que finalizan sus estudios, con el establecimiento de convenios directos con los despachos y sus clientes, «que son los que pueden tener palanca de empleo». «Hay que hacer de la bolsa de trabajo un instrumento eficaz para el acceso de los colegiados al mismo», señala.

Aurelio Gurrea señala que su candidatura se centrará en ayudar a la incorporación de los nuevos titulados con una formación «accesible, si no gratis, sí becada o a un bajo coste» que les permita una formación postgrado y la integración en el ámbito laboral y el ejercicio profesional. «Centraremos nuestro máximo interés en ayudar a la incorporación de los nuevos titulados a este difícil pero maravilloso mundo del asesoramiento empresarial y, en su caso, de la gestión pública», asegura.

Reconocimiento social del economista

Para Gurrea, el reto del Colegio debe de ser «relanzar» la marca ‘Economistas’ a la sociedad. «Queremos un colegio incrustado en la sociedad malagueña. Con el ofrecimiento y participación en las corporaciones locales donde desarrollan su trabajo nuestros colegiados y con la asistencia a medios de comunicación donde se haga visible nuestra profesión», comenta.

Además, apuesta por firmar convenios de colaboración con la Universidad y con centros privados, organizar actos sociales para crear sinergias y coworking y retomar las «Jornadas Andaluzas de Estudios Fiscales».

Manuel Méndez de Castro cree que el colectivo de los economistas tiene que ser más reconocido a nivel social y administrativo. «Desarrollamos muchas tareas en muchos ámbitos y no se nos reconoce adecuadamente. Por citar solo dos ejemplos, en el ámbito macro económico, todo el mundo tiene su idea sobre cómo debería funcionar la economía, pero nadie pregunta a quienes realmente conocemos el tema. En el ámbito tributario somos un colectivo fundamental como colaboradores sociales y, lamentablemente, no tenemos el total reconocimiento de las administraciones públicas», sostiene.

Juan Carlos Robles, decano del Colegio de Economistas. Álex Zea

Juan Carlos Robles, 14 años en el cargo

El actual decano del Colegio de Economistas de Málaga, Juan Carlos Robles, explica a este periódico que deja sus responsabilidades al frente de la institución «satisfecho» y tras haber cumplido los objetivos que se había marcado. Entre ellos, la modernización tecnológica y digitalización de los servicios y la proyección del Colegio a la sociedad, para dar «mayor visibilidad» a la profesión. 

Robles afirma que durante estos años se ha multiplicado la formación, tanto en número de cursos como en la variedad de áreas y calidad, y valora la creación de una incubadora para los inicios de proyectos profesionales de los colegiados. La institución ha logrado también ser «referente de información económica» de Málaga con la publicación periódica de su «Barómetro». El Colegio de Málaga está además presente en los organismos de representación de la profesión, siendo miembro de la Comisión Permanente del Consejo General de Economistas de España y habiendo ocupado la presidencia del REFOR o del Consejo Andaluz de Economistas.  

«Hemos transformado el Colegio y lo hemos convertido en una institución moderna, actual, cercana y que responde a las exigencias de los colegiados del siglo XXI», dice Robles, que agradece el papel desempeñado por los miembros de sus diferentes juntas de gobierno.

Compartir el artículo

stats