La Demarcación de Carreteras del Estado en Andalucía Oriental ha comenzado a actuar contra el parking bajo el Acceso Sur del Aeropuerto, entre San Julián y Guadalmar, un aparcamiento que los vecinos de San Julián y el grupo municipal socialista consideran ilegal y del que la concejala de Comercio, Elisa Pérez de Siles, informaba a comienzos de mes a este diario de que a su área no le constaba licencia alguna para ejercer esta actividad «en ese sitio concreto».

En un oficio en respuesta a una consulta municipal el mes pasado, la Demarcación de Carreteras ha informado de que ya ha realizado las actuaciones previas antes del inicio de los expedientes sancionadores, tanto a los titulares de los terrenos colindantes con el dominio público expropiado por el Estado de la Autovía MA-23 como a las empresas «que están ocupando indebidamente dicho dominio público».

El dominio público expropiado se refiere a la zona ocupada por los pilares de la estructura, más un metro alrededor que debe quedar libre. Sin embargo, el oficio señala que como hay «vehículos indebidamente aparcados junto a las pilas de la mencionada autovía», se actuará contra los propietarios de los terrenos y las empresas «por suponer un peligro para la integridad estructural de la autovía, en caso de que se produjera algún siniestro (impacto, incendio, etc.)» de estos coches mal aparcados.

Un problema desde 2016

La Demarcación de Carreteras recuerda en este sentido al Ayuntamiento de Málaga que en 2016, cuando el servicio jurídico municipal de licencias le consultó sobre la ocupación provisional para aparcamiento de uso privado bajo el viaducto de la autovía, puso entre otras condiciones que no se realizara «ocupación alguna» del dominio público expropiado.

En este sentido, la Unidad de Carreteras de Málaga ha aprovechado para solicitar al Ayuntamiento copia de la licencia otorgada en 2016, al tiempo que en el oficio de respuesta al Consistorio recuerda el artículo 28 de la Ley de Carreteras de 2015 que señala que «serán nulas de pleno de derecho las autorizaciones administrativas y licencias que hayan sido otorgadas contraviniendo los preceptos de la presente ley».

Además, el oficio precisa que el acceso a los terrenos que son usados como aparcamiento se realiza por viales que no son titularidad del Ministerio de Transportes, por lo que la regulación deberá ser realizada por el Ayuntamiento de Málaga.

Rocas en el borde con la carretera y en plena curva, a final de octubre. A.V.

Cuando La Opinión acompañó a vecinos de San Julián a ver la zona, grandes rocas estaban situadas en la parcela del aparcamiento a modo de quitamiedos en la curva de la carretera y podían verse maderas y un carrito junto a uno de los pilares, así como neumáticos viejos en las proximidades. Los vecinos alertaron del riesgo de incendio mientras el concejal socialista, Salvador Trujillo, calificó el aparcamiento de ilegal, al tiempo que pidió una mesa por la movilidad en la Loma de San Julián con todos los afectados porque lo considera «un problema estructural» en el barrio.