La Facultad de Ciencias fue una de las primeras en pertenecer a la Universidad de Málaga, con lo que está cerca de cumplir los 50 años de historia, en concreto en 2024. A día de hoy, cuenta con 6 grados, dos dobles títulos y 8 másteres. Su decano, Antonio Flores, profesor de Botánica, está afrontando su segundo mandato con un objetivo muy claro: la mejora de las infraestructuras de este centro universitario en el que estudian más de 2.300 alumnos.

La demanda de los grados que se ofertan en la Facultad de Ciencias por parte de los estudiantes supera cada año las plazas disponibles y muchos se quedan fuera. El grado de Matemáticas es el más demandado por ser una de las formaciones que tiene más empleabilidad hoy día. Empresas, corporaciones e instituciones públicas valoran la mentalidad matemática, cómo se organiza la mente de estos profesionales de forma abstracta. Por ello, hay una demanda muy elevada de profesionales y muchos estudiantes del último curso ya tienen trabajo, según explica Antonio Flores.

«Me gustaría que en aquellos títulos más demandados se pudiese ampliar la oferta, pero esto es un análisis que hay que hacer en un contexto regional más amplio, no podemos pensar solo en Málaga, también en la comunidad autónoma y más allá. Además, desde el punto de vista del centro, dada la situación a la que nos restringe el edificio y las condiciones, en los títulos en los que hemos ampliado la oferta, lo hemos podido hacer porque en otros títulos la hemos disminuido un poco, sin que eso afectase mucho a la demanda», detalla el decano.

Antonio Flores, decano de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Málaga. La Opinión

Además de Matemáticas, la facultad cuenta con grados en Biología, Bioquímica, Ciencias Ambientales, Ingeniería Química y Química, además de los dobles grados en Ingeniería Informática y Matemáticas y en Ingeniería de Tecnologías de la Telecomunicación y Matemáticas. A estos se les suma un total de ocho másteres.

«Ahora mismo no se plantea ampliar la oferta de grados o máster en el centro. Puede que a medio o largo plazo se creen dobles títulos, pues no nos consume tanto tiempo o profesorado. Pero ahora mismo vamos a intentar que se mantenga la calidad y que ninguna oferta académica vaya en contra nuestra o empeore las cosas», explica Flores sobre la posibilidad de ampliar la oferta de grados o másteres.

El decano siente satisfacción general con el alumnado y profesorado del centro. En la celebración del patrón de la facultad, San Alberto Magno, este mes se dio a conocer la encuesta de opinión del alumnado sobre la acción de los profesores de los 14 títulos, y todos están por encima del 3,5 en una escala que va de 1 a 5, llegando algunos al 4,8. «Formamos estudiantes con una buena mente crítica y muy bien formados en sus competencias específicas. Creo que eso es lo más relevante», subraya el decano, añadiendo que siempre hay algún margen de mejora.

La Facultad de Ciencias destaca también por la labor de investigación que se realiza en el centro. «Hay un colectivo de profesores en la facultad que son muy punteros en líneas de investigación. En el centro, los laboratorios soportan investigaciones con proyectos competitivos, europeos y nacionales, con una financiación autonómica muy relevante. Como ejemplo, ayer mismo supimos que compañeros del departamento de Biología Animal participan en el diseño de un robot con corazón y somos la única universidad española que participa».

La biblioteca de la Facultad de Ciencias, este lunes con numerosos estudiantes preparando los exámenes. A. JURADO

Emprendimiento

En la lucha contra el desempleo, el decano explica que también hay una labor muy grande de emprendimiento e iniciativas propias por parte del alumnado, y hay sectores y empresas que provienen del apoyo del Vicerrectorado de Emprendimiento. «Hay muchas iniciativas de estudiantes de esta facultad que se están buscando la vida y están en incubadoras de empresas y les va bien», cuenta Flores.

Aunque la falta de espacio les impide tener todos los recursos a su disposición, los alumnos y profesores hacen lo posible. «Este edificio no permite hacer las cosas como nos gustaría. Estamos sacando todo el trabajo adelante, no solo de docencia, también de investigación, con mucho voluntarismo de nuestro personal de administración y servicios y del personal docente e investigador. Los estudiantes lo comprenden, pero están en unas condiciones muy por debajo de lo necesario», lamenta Antonio Flores.

Espacio en otros edificios

Para adaptar el espacio a las necesidades educativas y de investigación, la Universidad ha cedido a esta facultad espacio en edificios como el Aulario Severo Ochoa, en el que se imparte el 30% de la docencia . Además, debido a la desocupación en la Torre de I+D, esta ha sido transferido a la facultad, y en ella se va a ubicar a 49 profesores y 4 aulas. Parte de este espacio se ha invertido en dar apoyo a los departamentos para situar al profesorado, pues, tal y como explica Flores, se van a generar 49 puestos de trabajo de una plantilla que ya va por 200.

Una de las primeras facultades de Málaga

Tras la celebración del 50 aniversario de la Universidad de Málaga y de las facultades de Económicas y Empresariales y la de Medicina, la Facultad de Ciencias cumplirá el medio siglo en 2024. Este centro se creó el 19 de septiembre de 1974, con las Secciones de Química y Matemáticas, a las que se añadió posteriormente la Sección de Biología, y comenzó a impartir sus clases en la División de Ciencias del Colegio Universitario de Málaga. De su original ubicación, en terrenos del Hogar Provincial de la Misericordia, donde hoy se ubica, el IES Litoral, se trasladó a la actual sede en el campus de Teatinos en 1985. No obstante el continuo crecimiento de la facultad ha hecho precisa la construcción de nuevos edificios anexos. 

Futuras instalaciones

A pesar de esta adaptación al espacio que se está realizando, desde su primer mandato como decano, Antonio Flores ha perseguido el objetivo de dar una solución a este tema, o bien mediante una reforma del centro o con la ubicación de un nuevo centro en el terreno de la ampliación de Teatinos. Estas propuestas ya se realizaron antes de la llegada de la pandemia, que paralizó todos los procesos y centró toda la labor en adaptar la docencia a la virtualidad y semi presencialidad.

«De cara al 2024, me gustaría que cuando llegue la celebración del 50 aniversario, la Universidad de Málaga ya tenga decidido el futuro de este centro. No hablo de la obra de este edificio, que si es viable se hará, si es otro edificio, que esté tomada ya la decisión para ese entonces. Sería la mejor manera de celebrar este aniversario», reclama el decano.

Sin embargo, afirma que esperar una solución definitiva no quiere decir que se conformen con como están. Así, continúan las mejoras como la reforma de muchos de los laboratorios de prácticas, quedando pendientes sólo algunos de Biología y dos en el módulo de Química. Además la puerta de entrada se ha reformado por completo.

Por otra parte, se han puesto en marcha las renovaciones de las acreditaciones de los títulos y todos los títulos del centro han sido ya renovados.

«Trabajar para la comunidad es un privilegio, cometer errores, la toma de decisiones... Es una experiencia muy enriquecedora», valora Flores sobre su experiencia como decano.

Y apunta que si hay algo por lo que destaque esta facultad es por su heterogeneidad. «He aprendido que somos heterogéneos, pero en esa heterogeneidad está nuestra riqueza como centro. Valoro y me quito el sombrero ante la calidad de mis compañeros de otras ramas las cuales desconocía. Para mí ha sido muy enriquecedor, tanto el contacto con los docentes como con los estudiantes», concluye.

Los alumnos de Ciencias con los mejores expedientes de 2021/22 L. O.

Los alumnos de Ciencias con los mejores expedientes de 2021/22

Seis estudiantes de Ciencias: Borja García Iglesias (Ciencias Ambientales), Iker Puerto San Román (Bioquímica), Sofía Rodríguez Gómez (Biología), Clara Burgos Palop (Química), Sergio Romero Alba (Matemáticas) y Cristina Pérez Domínguez (Ingeniería Química) han sido distinguidos con el título de ‘mejores expedientes’ en el curso 2021/22, en el acto por el día del patrón, San Alberto Magno. Solo tres pudieron recogerlo: Clara Burgos, Borja García y Sofía Rodríguez.