Los colectivos que forman parte de La Casa Invisible han convocado una manifestación este sábado 3 de diciembre ante el proceso de desalojo iniciado por el Ayuntamiento de Málaga. Desde el centro social y cultural demandan una mesa de diálogo con el alcalde, Francisco de la Torre. La convocatoria es a las 11.30 horas en calle Nosquera número 9 y 11, frente al edificio del proyecto.

Podemos Málaga se ha manifestado a favor de esta mesa de diálogo y de buscar una solución que permita la continuidad del centro, ya que es un espacio en funcionamiento desde hace más de 15 años. “Han pasado miles de iniciativas por este edificio generando un enorme valor y riqueza para esta ciudad. Desde Podemos hemos acompañado siempre a La Invisible y apoyamos el proyecto”, ha expresado Nico Sguiglia, portavoz de Unidas Podemos y concejal de Podemos Málaga.

El Ayuntamiento de Málaga volvió a abrir el procedimiento para pedir la autorización del desalojo del edificio tras una moción aprobada en octubre del año pasado. Frente a esto, el representante del partido morado en Málaga ha instado al alcalde de la capital malagueña a que retome el diálogo -como demanda el propio colectivo- para garantizar la continuidad de este proyecto que "enriquece el panorama social y cultural de la ciudad”, en palabras del propio concejal.

Sguiglia ha aprovechado para hacer un llamamiento a simpatizantes y al conjunto de la ciudadanía a que se sumen a la convocatoria de este próximo sábado con el objetivo de “apoyar esta iniciativa, que es vital para la ciudad de Málaga”.

La Casa Invisible

La Casa Invisible es un centro social y cultural de gestión ciudadana que tiene su origen en marzo de 2007, cuando una amplia red de ciudadanos, vecinos y creadores decidieron llenar de vida un edificio de propiedad municipal que se encontraba en estado de abandono.

Por sexta vez en 15 años de trayectoria, el centro vuelve a enfrentarse a la amenaza de desalojo por parte del Ayuntamiento de Málaga. Después de un último intento fallido en la pasada primavera, la corporación ha vuelto a pedir autorización al juzgado para entrar en el edificio de la calle Nosquera.