El precio medio de los carburantes en España ha cortado su racha alcista, ya que los actuales niveles de precios se mantienen lejos de los máximos alcanzados en los meses de verano.

En la última semana el precio de la gasolina ha bajado el 1,12%, mientras que el gasóleo ya acumula tres semanas de descensos, con lo que acumula un descenso del 3,24% frente al periodo anterior. El precio medio del litro de gasolina se ha reducido recuperando los niveles parecido del cierre de octubre, mientras que el del gasóleo ha bajado hasta los 1,876 euros.

Un ligero abaratamiento, que coincide con el último mes de bonificación de los 20 céntimos del Ejecutivo. Según los datos que aporta el Boletín Petrolero de la Unión Europea, actualmente, en Málaga el precio medio del litro de gasolina se sitúa  en 1,759 euros. En comparación con el mes anterior ha habido una pequeña bajada, ya que a principios de noviembre se situaba en los 1,776 euros. 

El mes pasado,  el conductor de un vehículo diésel paga un 12% más por un litro de carburante que un conductor cuyo vehículo sea de gasolina. Pero ahora, el precio del gasóleo ha bajado de manera significativa en la capital: 0,20 céntimos, situándose en los 1.809 euros el litro. 

Actualmente la brecha entre el diésel y la gasolina es de 23 céntimos. Dejando atrás los precios máximos que alcanzó durante el verano, cuando rozaban los más de 2,00 euros por litro. 

Las gasolineras más baratas

Según los datos aportados por el Ministerio de Transición Ecológica en su página web, en la capital, los surtidores de la calle Licurgo, Bahía Blanca y en la avenida Ortega y Gasset son donde se marca el precio más barato de gasolina: 1,619 euros por litro. 

Con respecto al gasóleo es más barato repostar en la calle Diderot, 66; donde el precio alcanza los 1,709 euros. 

Mientras que la gasolinera más económica, que marca mínimos en la provincia se encuentra en Alhaurín de la Torre, en camino Angostura de la Capellanía; con un coste por litro de 1,589 euros la gasolina.  Y en la calle Sidra en Benalmádena para encontrar el diésel a 1,691. 

Ahora llenar el tanque de 60 litros es más barato que hace un mes

Cuánto cuesta llenar el tanque 

Hace un mes llenar un tanque de 60 litros tenía un coste de 106,56 euros si era gasolina y 120,54 euros si era diésel.

Con esta bajada en ambos carburantes ahora llenar el depósito de 60 litros de un vehículo de plomo 45 cuesta 105,54 euros; mientras que hacerlo con el gasóleo tiene un coste de 108.54 euros. 

Si llenas el tanque en las gasolineras más baratas de la ciudad llenar el tanque de gasolina tendrá un coste de  97,14 euros, y 95,34 euros si es de diésel. 

Adiós a la bonificación 

La ayuda de 20 céntimos por litro que aprobó el Gobierno a finales de marzo llega a su recta final. La bonificación se estima que acabará una vez pase el mes de diciembre, algo que genera desconcierto e incertidumbre en las pequeñas gasolineras de Málaga. 

Desde la Asociación Provincial de Empresarios de Estaciones de Servicio de Málaga (Apesma) afrontan el último mes ·con la incertidumbre sobre si la medida se va a prorrogar o no, dado que hasta la fecha presente "desconocemos si el Gobierno la va a extender en el tiempo, y si lo hace, en qué términos" , afirma Miguel Ángel Ramírez, secretario general de la asociación.

En este sentido, a través de la Confederación Española de Estaciones de Servicio (CEEES), la plataforma está reclamando al Gobierno certidumbre y diálogo para consensuar la bonificación de 20 céntimos a partir del 1 de enero: "Todo ello con el objeto de evitar el absoluto caos que supuso en el mes de abril la implantación de la bonificación, que se hizo de manera precipitada", denuncia. 

Respecto a si la situación ha mejorado económica de estos ha mejorado, Ramírez asegura que "no, ya que desde que la estación de servicio solicitan que se le devuelvan los 20 céntimos descontados durante un mes, la administración está tardando una media de entre 15 a 20 días en reintegrar ese importe". 

En casos concretos, esta devolución se produce "a los dos meses, con lo cual, se genera un problema enorme a la estación de servicio que sufre tal retraso".

Respecto a los beneficios económicos, Miguel Ángel explica que "se han visto reducidos como consecuencia del elevado precio del combustible". 

Por otro lado, el secretario general de Apesma indican que son partidarios de seguir con la bonificación: "Toda medida que suponga una reducción del precio del carburante es bien acogida por este sector".