La Policía Nacional ha intervenido 700 monodosis de cocaína --casi 900 gramos-- al desarticular dos puntos de venta de droga que permanecían activos a cualquier hora del día en sendos domicilios del centro de Málaga. Los investigadores han detenido a cuatro personas por su presunta responsabilidad en un delito contra la salud pública.

Además se han intervenido 300 gramos de hachís y más de 10.000 euros en efectivo, entre otros efectos. La autoridad judicial ha decretado el ingreso en prisión provisional para tres de los investigados, con edades entre 36 y 66 años, han informado desde la Comisaría provincial en un comunicado.

La operación 'Curvi', llevada a cabo por agentes adscritos a la Comisaría de Distrito Centro de Málaga, se inició a raíz de una información que apuntaba como en sendas viviendas de un mismo edificio del barrio de El Molinillo, los moradores se estarían dedicando a la venta de estupefacientes.

Las diligencias de investigación permitieron ubicar los inmuebles donde se desarrollaba la trama e identificar a los presuntos sospechosos, que tomaban importantes medidas de seguridad para evitar ser detectados y habían instalado rejas de seguridad en los accesos a las viviendas para demorar la entrada de los agentes ante un posible registro.

Dinero en efectivo intervenido por la Policía Nacional en la operación Curvi. L. O.

Según las pesquisas, supuestamente los moradores de sendos domicilios llevaban a cabo la comercialización de drogas, especialmente de monodosis de cocaína, en el interior de las viviendas y el portal del edificio. Los agentes realizaron varias actas de aprehensión de droga entre los compradores que salían de los inmuebles y que vinieron a confirmar las sospechas iniciales.

Finalmente, el pasado día 24 de noviembre, los agentes efectuaron registros en las dos viviendas con la autorización del Juzgado de Instrucción 11 de Málaga. Allí, los investigadores detuvieron a dos hombres y dos mujeres por su presunta implicación en los hechos e intervinieron 700 'paquetillas' de cocaína preparadas para su distribución al menudeo; 300 gramos de hachís en distintos formatos; más de 10.000 euros; un vehículo; un hacha y diverso material informático.