La viceportavoz socialista en el Ayuntamiento de Málaga, Begoña Medina, ha vuelto a criticar "la falta de previsión y la continua improvisación" en la Empresa Municipal de Limpieza de la capital, Limasam, "ya que los nuevos contenedores de basura adquiridos por un coste de 6,8 millones de euros no disponen a día de hoy de un sistema de limpieza del interior de estos depósitos que dan servicio actualmente a los malagueños".

"Nos encontramos ante otra improvisación del equipo de gobierno, tras el despilfarro de más de 6,8 millones de euros en nuevos contenedores de basura donde no entran ciertas bolsas por la estrechez de su abertura, vemos cómo la empresa de limpieza no dispone de un sistema para limpiar el interior de estos depósitos", ha indicado.

A través de un comunicado, la edil ha lamentado que "tendrá que realizarse una nueva adjudicación para esta limpieza, de casi 13.000 unidades, que tardará en entrar en servicio, dejando meses sin limpiar los depósitos de basura ubicados en nuestra ciudad"; apuntando que esto supondrá que los malagueños tendrán "que sufrir los malos olores debido a la suciedad acumulada en el interior".

"Una vez más estamos viendo la ineficacia de la responsable política la señora Teresa Porras al frente de la Empresa Municipal de Limpieza", ha dicho, apuntando que esto "lo hemos podido comprobar a raíz del Consejo de Administración de Limasam celebrado el viernes para la aprobación de los presupuestos, y en donde formulamos la pregunta de cómo se estaba llevando a cabo la limpieza del interior de los nuevos contenedores".

Medina ha señalado que "la respuesta por parte del equipo de gobierno ha vuelto a poner en evidencia la gestión de este ente, ya que no es posible ahora mismo poder limpiar el interior de los nuevos contenedores, y por tanto hay que sacar a licitación una nueva maquinaria para su limpieza".

Además, ha explicado que "durante la celebración del Consejo de Administración de Limasam también se han abordado los problemas de los nuevos contenedores que se están instalando en nuestra ciudad, la estrechez de su abertura, por lo que se están dejando los residuos en la vía pública, algo que pueden comprobar los propios operarios cuando realizan el servicio".

Según la viceportavoz socialista, "esta es una situación que queremos que se conozca, ya que dijimos en su momento que no era necesario que nos gastemos esta cantidad de dinero en cambiar todos los contenedores, cuando solamente hacía falta sustituir un 30% de los ubicados en la ciudad, y que esta inversión tenía que dedicarse a otras actuaciones en la propia empresa para mejorar el servicio con más personal, y más medios para atender las necesidades de limpieza y baldeo en nuestros barrios".