Mario Heras repasa en esta entrevista todas las iniciativas y la política de OPPLUS en materia de sostenibilidad, economía digital y transformación digital.

¿Cual es la visión de la economía circular de OPPLUS?

Queremos consolidar una economía circular eficiente, cercana, en la que participen y estén involucrados todos los trabajadores para el cuidado del medio ambiente, primando la reutilización, eficientando el reciclaje y reduciendo los residuos generados.

¿Qué acciones se están llevando a cabo en su empresa en materia de sostenibilidad y desarrollo sostenible?

Trabajamos en tres líneas: en primer lugar, la implementación de un sistema de gestión ambiental, cuyo conjunto de medidas adoptadas nos otorga desde 2010 el certificado ISO14001 que nos acredita como empresa sostenible con el entorno. Por otro lado, la gestión de residuos, para una correcta segregación y valorización de los que se generan en la empresa. También facilitamos un punto limpio para que los trabajadores puedan traer a la oficina residuos más difíciles de segregar en casa (baterías, pilas, electrodomésticos…), y realizamos donaciones de todo aquel material informático que todavía puede ser utilizado. Por último, contamos con plan de eficiencia energética y optimización de espacios, que permiten regular y controlar consumos tanto de iluminación como climatización. Recientemente, hemos actualizado muchos equipos por otros de mayor eficiencia energética, y con la incorporación del trabajo en remoto en OPPLUS hemos podido reducir indirectamente las emisiones de CO2 derivadas del transporte, así como aprovechar mejor los espacios a efectos de consumo de electricidad.

Hábleme del proceso que han iniciado hacia el residuo cero en su actividad.

Dentro de nuestro programa estratégico de sostenibilidad, nuestros esfuerzos a partir de 2021 se han encaminado principalmente a la mejora sustancial de la gestión de nuestros excedentes y residuos, afrontando la certificación Residuo Cero por parte de AENOR. En este camino de aprendizaje y evolución hemos conseguido en nuestra primera aproximación el reconocimiento hacia residuo cero, lo cual acredita la reutilización/donación y valorización de los excedentes y residuos gestionados. Este año estamos trabajando para la obtención del certificado Residuo Cero, y con la que nos aseguramos que el 90% de los residuos que generamos sean valorizados.

¿Cómo lo lograrán?

Nuestro objetivo no es solo reciclar bien, sino darle también una segunda vida a la mayor parte de nuestros excedentes reutilizándolos para mejorar la cadena productiva y reducir las emisiones que se producen al generar recursos desde cero. Para ello, implantamos programas que favorecen la reutilización a través de donaciones a asociaciones sin ánimo de lucro y colaboración con organismos especializados en el sector, llegando a realizar sólo en donaciones de material informático y de material de oficina un total de 12 toneladas. Con la mejora en nuestra cadena de gestión hemos logrado un incremento en la segregación y valorización, lo que ha supuesto un aumento del 60% de segregación de envases y una reducción en la generación de residuos orgánicos de un 15%.

¿Cómo se involucra a los trabajadores de la empresa en estas nuevas prácticas (sostenibilidad, digitalización, economía circular, etc.)?

Tenemos la suerte de contar con un plantilla concienciada y activa, lo que nos ha permitido poder implementar mecanismos de participación a través de los cuales aportan sugerencias, iniciativas o incluso proyectos. Y como ejemplo de ello, podemos ver la implantación de proyectos sostenibles, espacios de intraemprendimiento en los que pueden aportar sus ideas, acciones solidarias en las que pueden participar para que todo funcione. Por tanto, somos conscientes de la importancia medioambiental y que no es una moda pasajera.

A través del programa de intraemprendimiento TEAM+, los empleados pueden proponer sus propios proyectos de desarrollo, ¿qué ideas han surgido relacionadas con la economía circular?

En 2021 se introdujo la temática residuo cero, centrando el trabajo de ese año en la sostenibilidad y el medio ambiente. Recibimos una amplia variedad de propuestas, de las cuales estamos implantando todas aquellas que son viables. Algunas de las ideas que se han llevado a cabo desde el año pasado van desde el cálculo y compensación de nuestra huella de carbono hasta un foro de intercambio de objetos cotidianos para dotarlos de una segunda vida, pasando por el reciclaje de material de escritura o la promoción del uso de la copa menstrual, como alternativa sostenible en cuanto a productos de higiene cotidiana.

¿Cómo afrontan o están afrontando la transformación digital en su empresa?

OPPLUS tiene el foco en convertirse en un centro de excelencia operativa caminando hacia una empresa data driven y poniendo a su cliente en el centro. Estamos realizando grandes esfuerzos en la digitalización y la optimización de los procesos, reduciendo cualquier proceso “innecesario” o que se pueda transformar en digital. Se han implementado mejoras tecnológicas que nos permiten la automatización de tareas a través de bots, lo que incrementa de forma significativa la eficiencia de los procesos. Se están realizando esfuerzos en llegar a acuerdos tanto con entes públicos como privados para la presentación de documentación digitalizada con la mejora sustancial de eficacia en el proceso. En cuanto a nuevos modelos de trabajo, el 79% de la plantilla de OPPLUS está suscrito a un acuerdo de teletrabajo.