El presidente de la Diputación y Turismo Costa del Sol, Francisco Salado, ha presentado este miércoles el proyecto 'Destino Sostenible', con el que se pretende "ser líderes y pioneros en convertir la Costa del Sol en un destino sostenible marcando el camino para todo el sector y convirtiendo la provincia en un referente". El acto ha estado liderado por Salado, quien se ha encargado de presentar el proyecto junto a Margarita del Cid, vicepresidenta primera de la Diputación; Antonio Díaz, director general de Turismo y Planificación Costa del Sol; y Cristóbal Ortega, diputado de Medio Ambiente. Bajo el lema 'Disfruta sin dejar huella. Cuida la Costa del sol' se funda este proyecto. "La sostenibilidad es uno de los mayores indicadores de calidad prestigio e imagen", aseguraba Salado en la rueda de prensa.

El proyecto 'Destino Sostenible', va a medir la huella de carbono que produce cada viajero desde que sale de su ciudad de origen, durante el tiempo que pasa en sus vacaciones en la Costa del Sol y cuando regresa de nuevo a su hogar. Posteriormente, se le ofrecerá al turista la posibilidad de compensar ese impacto en forma de reforestación ambiental en la propia provincia de Málaga o en forma de compensación homologada. El turista que compense sus vacaciones con la plantación de árboles a través de dicha herramienta recibirá de inmediato un certificado con un código QR y un link al bosque con el que ha contribuido a repoblar, así como información sobre el mismo.

Para ello, se van a hacer uso de las nuevas tecnologías y en la web www.visitacostadelsol.com hay una herramienta digital disponible en cuatro idiomas -español, inglés, alemán y francés- puesta a disposición de los turistas llamada 'Calculadora de huella de carbono'. Esta permite conocer la emisión de CO2 que va a emitir en su viaje y en un solo trámite ejercer su acción de compensación. Mediante cinco preguntas sencillas se obtendrán los datos necesarios para que la calculadora turística estime la cantidad de CO2 emitida en su viaje a la Costa del Sol y ofrezca opciones para compensar lo emitido. Las preguntas que permiten conocer esto son: número de personas que viajan, país y ciudad de origen, transporte utilizado, duración del viaje y transporte se que va a utilizar en la provincia.

Proceso

Este proyecto está diseñado en dos fases que consisten en primer lugar la divulgación y concienciación, donde Turismo y Planificación Costa del Sol asume los costes de las plantaciones y se lo regala a los turistas y, una segunda fase de consolidación en la que se incorporará una pasarela de pago para que los turistas que visiten la Costa del Sol puedan compensar la huella de carbono emitida asumiendo ellos mismos los costes del proceso y decidiendo si quieren compensarlo en la Costa del Sol a través del proyecto 'Destino Sostenible' o a través de cualquier otro proyecto de sostenibilidad validado por la ONU.

Este proyecto será difundido para que sea conocido por los turistas en el aeropuerto de Málaga, en las estaciones de tren, en las oficinas de turismo de la provincia, en las redes sociales y, por último, asociaciones del sector ayudarán a la difusión.

Mediante este proyecto se colabora con el proyecto liderado por el área de Cristóbal Ortega, 'Málaga Viva', que lleva plantados cerca de 350.000 árboles en la provincia. Se ha creado un banco de terrenos para la plantación de árboles con una capacidad de hasta 400.000 árboles. Cada vez son más los turistas que valoran este aspecto en la toma de decisión a la hora de optar por un lugar en el que van a disfrutar sus vacaciones. La provincia de Málaga es consciente de ello y por eso se pone en marcha este proyecto. "La gestión sostenible se convierte en en un factor clave para promocionar experiencias positivas a los clientes y, en definitiva, para convertir el destino en cada vez más competitivo", afirma Salado. Los turistas tienen cada vez más voluntad y deseo de reducir el impacto medioambiental durante su estancia, sin que ello suponga perder comodidad en sus vacaciones, por lo tanto, estos dos criterios deben ir unidos.

El interés del turista sobre cuánto cuánto contamina es cada vez mayor y quiere compensar ese impacto de su viaje. No solo el turista está concienciado, sino que la Diputación también lo está. La Costa del Sol se va a convertir en el primer destino turístico de España y uno de los pioneros de Europa y del mundo en calcular y compensar las emisiones que genera cada turista.