El Grupo Municipal Unidas Podemos presentará en la próxima Comisión de Urbanismo del 12 de diciembre una moción en la que pedirá proteger el conjunto de edificaciones históricas en los terrenos de Rojas-Santa Tecla, en Churriana, donde está prevista una promoción de 2.847 viviendas y un campo de golf de 18 hoyos.

La coalición de izquierdas, que ya adelantó a este diario en noviembre el interés por que ninguna de estas edificaciones sea demolida, argumenta esta protección de conjunto en su valor patrimonial «de tipo etnológico, preindustrial, arquitectónico y botánico», indica en una nota de prensa.

Hacienda Santa Tecla

En concreto, el primer punto de la moción pide la condición de edificios protegidos con nivel de protección arquitectónica de grado I, integral o de conjunto para todo el grupo de edificaciones de la Hacienda Santa Tecla, que estaría formado por dos almazaras, un sistema hidráulico con acequias, albercas, pozo, un palacete residencial e instalaciones auxiliares.

Además, el punto segundo recuerda que el jardín ornamental de Santa Tecla se encuentra incluido en el Catálogo de Edificios Protegidos y tanto este como su valor paisajístico no se entienden «sin la arquitectura hidráulica asociada, el trazado y su vinculación con el entorno», para Unidas Podemos, «un motivo añadido para proteger la totalidad de las estructuras de la Hacienda Santa Tecla, estrechamente relacionadas con el jardín protegido».

El jardín protegido, con basura y en estado de abandono el mes pasado. A.V.

Los molinos de Rojas

El punto tercero de la moción pide la condición de edificios protegidos con nivel de protección arquitectónica de grado I para los siguientes bienes patrimoniales etnológicos y preindustriales de la finca de Rojas: el Batán Alto y el Batán Bajo de Borrego, el Molino de Borrego o Veleta, el Molino de Gazpacho, las dos acequias de la finca y una alberca, así como una era circular con pavimento empedrado y una calera preindustrial, también de planta circular, labrada en un afloramiento de piedra caliza.

Estos elementos de la finca de Rojas ya concitaron en 2018 el interés de la Asociación en Defensa de las Chimeneas y el Patrimonio Industrial de Málaga, que como informó este diario reclamó a Urbanismo la protección arquitectónica de primer grado, por su «singularidad» y con vistas a que puedan recuperarse para permitir «su uso y disfrute por parte de los ciudadanos».

Por último, el cuarto punto de la moción reclama que por la singularidad que tuvieron las mencionadas estructuras de Rojas en el desarrollo histórico de la zona, la protección conlleve la recuperación y realce de estos elementos lo que permita «el disfrute por parte de los ciudadanos.

En la visita que Izquierda Unida Málaga realizó a estos terrenos con La Opinión a comienzos de noviembre, la coordinadora de IU y concejala Remedios Ramos alertó de que «con la actual protección de los elementos históricos, la constructora del macroproyecto de Rojas-Santa Tecla puede arrasar prácticamente con todo y borrar esta parte de la historia de Málaga y lo normal es que la constructora busque la mayor rentabilidad y arrase con todo».

Miembros de la Asociación en Defensa de las Chimeneas y el Patrimonio Industrial de Málaga, en una de las estructuras a proteger. L.O.

A este respecto, la concejala subrayó que la coalición se volvería a oponer al plan urbanístico de Rojas-Santa Tecla y tras presentar un recurso de reposición, si no prosperara indicó que reclamaría la nulidad a la Junta de Andalucía y en último caso, acudiría a los tribunales, como ya hizo en 2009, cuando el proyecto fue anulado tras la aprobación definitiva, después de sendas sentencias del TSJA y el Supremo (en octubre pasado volvió aprobarse de forma definitiva).

Como adelantó este diario, también Verdes Equo Málaga quiere plantar cara al plan urbanístico, al entender que no respeta dos hábitats de interés comunitario y por tanto sería contrario a la ley. Por este motivo el pasado 28 de noviembre anunció la presentación de sendos recursos extraordinarios de revisión ante la GMU y la Junta, que respondió días antes que los dos hábitats estában «sobrerrepresentados en Andalucía» y por tanto sería compatible el proyecto inmobiliario.